lunes, 31 de diciembre de 2012

Canciones que me gustan para terminar el mes

Para terminar el año, en este caso.
"Free  Bird", de Lynyrd Skynyrd
Escuché esta canción por primera vez cuando vi en el cine "Elizabethtown", la película de Cameron Crowe que comenté brevemente en este blog hace un año ya. Una de las cosas que más me gustan de este tema es la primera frase de su letra: If I leave you tomorrow, would you still remember me? Se trata de una pregunta que es en realidad un puñal para el ego. Todos los que estuvimos o estamos en una relación nos lo hemos preguntado en mayor o menor medida. ¿Cuán importante somos para los demás? ¿Más, menos o la cantidad exacta que creemos que somos? Dependiendo el momento y nuestro estado de ánimo, la respuesta puede ser una u otra. Por lo demás, el tema tiene esos inconfundibles arreglos de slide guitar y ese comienzo de balada con el piano que termina 10 minutos después convertido en una zapada asesina. Para los que vimos Elizabethtown, cuesta borrarse la escena del incendio en medio del servicio fúnebre cuando suena "Free Bird". Es un tema para disfrutarlo entero en un sillón.
Buen año para todos.

viernes, 28 de diciembre de 2012

¿Dónde está la empapelada?

La empresa en donde trabajo mudó sus oficinas a Microcentro este año y las ventanas de nuestro departamento dan a la calle. "Perfecto", pensé. "Cuando sea fin de año vamos a poder presenciar en vivo y participar de la empapelada de fin de año". Para los que cargan con menos de 30 años les cuento que es tradición en las oficinas de esta zona tirar por la ventana los papeles viejos los últimos o en realidad el último día del año. Las calles y veredas quedan cubiertas de papeles viejos como si se tratara del preludio a un superclásico. 
Gran desilusión hasta ahora. Nada de papeles sobre calle San Martín. Es cierto que todavía no terminó el año, pero, ¿qué? ¿hay que venir a trabajar el 31 para poder tirar papelitos?

jueves, 27 de diciembre de 2012

En contra del día de los inocentes

No me gusta el día de los inocentes, que es mañana. Me adelanto a decirlo porque es una de esas fechas que no me terminan de cerrar. No me refiero a la celebración en sí, sino a la todavía muy verde tradición de las bromas en ese día. En Esatdos Unidos, un país que con todos sus defectos tiene todo organizado y previsto, el tema funciona mucho mejor. Allá el 28 de diciembre no pasa nada, pero el 1° de abril ya todos saben que es April Fool's y que uno puede ser víctima de un practical joke o, como dicen Los Simpsons en español latino, inocente palomita (?¡).
 
Por acá, nosotros, tenemos que conformarnos con algo muy berreta como "que la inocencia te valga" y las tapas apócrifas de Ole. Arriesgo dos titulares de mañana:
"Messi anuncia su retiro del fútbol después del Mundial 2014"
"Maradona dirigirá la selección de Portugal"

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Chau Winner

Todavía conmovido por la noticia que acabo de leer, escribo este post con un poco de tristeza, en serio. "Murió Winner...", dice la portada de lanacion.com en su segundo título más importante. Winner era el último oso polar del Zoo de Buenos Aires y uno de los animales más queridos de ese lugar. Lo más triste de todo es que en el comunicado se explica que la causa del deceso de Winner fue "una combinación de un temperamento nervioso mezclado con inusuales picos de temperatura y la pirotecnia de los festejos por Nochebuena". Malísimo.
Estuvimos hace apenas un mes en el ZOO y pasamos por el lugar en donde estaba Winner. Para ser sincero, nunca supe cómo se llamaba el oso hasta ahora, pero sí era uno de los animales que más me gustaba ver. Ese día, Winner estaba refugiado en una sombra, durmiendo como el oso que es y con su garra enorme apoyada en la panza. Pude ponérmelo a Pedro en los hombros para que lo pueda ver a Winner y no se olvidó más del día en que vio al oso polar. Todavía le preguntamos qué le gustó más del zoológico y nos contesta "aso polaaaar". Y cuando le consultamos sobre qué hacía el aso polaaar nos responde "noni". Espero pronto que el sucesor de Winner llegue para poder ocupar ese espacio en nuestras vidas. En serio. Chau Winner, gracias.

lunes, 24 de diciembre de 2012

Reivindicación pan dulce


Cuando era chico odiaba la comida de navidad y el pan dulce, en ese sentido, era el emblema del menú típico de las fiestas. Nada más desilusionante que llegar en diciembre a la casa de algún pariente, amigo o conocido y ver esa cosa de gusto dudoso y frutas abrillantadas a la mesa de un desayuno o merienda. (¿Dónde están las Melbas?, solía pensar para mi interior [o para mi exterior, según la confianza que tuviera])
Mucho no ha cambiado hoy respecto de algunos de los productos que componen la mesa navideña, algo de eso ya he escrito, pero sí tengo que admitir mi rendición ante un buen pan dulce con frutos secos (no a las frutas abrillantadas, ¡boicot!).
Este año decidimos cambiar el vino por el pan dulce como objeto de regalo para clientes. Primero intentamos pasar por Plaza Mayor, aquel mítico punto de venta de panettones. La cola de dos cuadras con número previamente asignado como si se tratara del turno para entrar en la Embajada de Estados Unidos durante la Guerra de Vietnam no se justificaba, así que buscamos otras opciones más lógicas. Encontramos esta nota de Brando en donde colocaba al de la Abadía Santa Escolástica en el olimpo de los pan dulces y, como quedaba cerca, hacia allí fuimos. Me quedé con las ganas de hincarle un diente a alguno de los regalos, pero tuvieron muy buena recepción. Feliz Navidad para todos.

viernes, 21 de diciembre de 2012

La botadura que no fue

Viajamos a San Pedro (150km) para echar al agua al Alpistero, un regio velero de 23 pies hecho a nuevo. No hay muchas oportunidades en la vida de participar de una botadura. Esta no fue la excepción; Alpistero estaba en el astillero más verde que el Sapo Pepe. Recién el miércoles próximo la obra viva de la embarcación podrá sumergirse.
Al menos el viaje me sirvió para probar la aplicación móvil de Blogger.

martes, 18 de diciembre de 2012

unmigonne Goes London: tras los pasos de Assange

Aunque había prometido en un último post dejar descansar a la etiqueta Londres, esta noticia que acabo de leer en La Nación me desafió a compartir la experiencia. Dice en la cabeza el artículo que "el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, cumple [mañana] seis meses de reclusión en la embajada de Ecuador en Londres, donde se refugió para evitar una extradición a Estados Unidos, pero su caso continúa sin atisbo de solución".
Ya de entrada es raro tener que estar exiliado en un país dentro de otro país: la embajada de Ecuador (y cualquier otra embajada) son suelo extranjero en suelo extranjero. En Los Simpsons, me acuerdo cuando Homero jugaba con esa idea y saltaba de un lado al otro en la Embajada de Estados Unidos en Australia hasta recibir un golpe del marine.
 

El problema y es lo que pasa acá es que la medida drástica termina recluyendo a esa persona en el supuesto territorio extranjero. Así, Assange "vive desde el 19 de junio en una habitación de la legación situada en la planta baja de un edificio victoriano de ladrillos rojos cercano a los famosos almacenes Harrods, custodiado día y noche por policías británicos que tienen orden de arrestarle en cuanto ponga un pie fuera".
En efecto, los policías están ahí esperando que el tipo vuelva a poner su patita sobre el suelo británico y yo los vi. Así como el año pasado me había entretenido un rato viendo a los indignados y su Occupy London, este año fui otra vez a por un paseo que se saliera del circuito tradicional y los landmarks. En realidad, no fue algo que me propuse, pero caminando por South Kensington, el coqueto barrio en donde paré las dos primeras noches, empecé a notar que proliferaban los edificios de embajadas. Primero vi la de Francia, después la de Venezuela, que me llamó la atención un poco más. Y así, los colores de la bandera de la República Bolivariana me encendieron la lamparita. "Por acá tiene que estar la embajada de Ecuador, en donde vive Julian Assange", pensé para adentro. Cuando por fin conseguí un lugar con conexión wifi pude poner en el Google embajada Ecuador Londres dirección y ver que uno de los resultados era 3 Hans Crescent London SW1X 0LS,justo detrás de Harrods, un lugar de peregrinación para mí por aquellos días. Listo, paso a ver qué hay.
Si hubiera quedado en la otra punta de la ciudad no había chance de que me acercara al lugar, pero al estar tan a mano valía la pena la posterior decepción de ver que en realidad el paseo no era más que la visita a una casa victoriana. En efecto, la única sorpresa con la que me encontré en el lugar fue descubrir que Colombia y Ecuador, dos naciones hermanas pero que muchas veces tuvieron conflictos que los llevaron casi a la guerra, comparten instalaciones en Londres. De un lado del edificio, la bandera de Colombia; en la otra punta, la de Ecuador. Son muy parecidas, a tal punto que maldije cuando pensé que había anotado mal la dirección.
Por supuesto que no vi nada que me llame la atención especialmente, salvo un camión de policía que después pude comprobar que estaba ahí para impedir que el fundador de Wikileaks huya del Reino Unido y no para custodiar a la(s) dos embajada(s). Una foto y a seguir con el viaje.

lunes, 17 de diciembre de 2012

Foto con Santa por tercer año consecutivo

2010

2011


2012
El Papá Noel es el mismo de siempre. Polémico. Esta vuelta ni siquiera se lo sentó encima. Vamos a tener que buscar otro representante para el año que viene. No se sostiene más frente a la indignación de la madre. Indefendible.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

21 años de súper dulce de leche

El fin de semana pasado visitamos la sucursal La Horqueta de Helados Daniel y volví a pedir después de mucho tiempo súper dulce de leche, uno de los gustos estrella de la heladería insignia de Zona Norte. El nombre del sabor es bastante literal: tiene partes desiguales de helado de dulce de leche y de dulce de leche natural. Combinadas potencian al máximo el nivel de azúcar en sangre. En la fan page de Daniel en Facebook dice que la heladería inventó ese gusto en 1991. También dice lo mismo del sabor alfajor de chocolate, aunque me permito poner ese dato en duda ya que estoy casi seguro de que el helado de alfajor de chocolate recién fue creado a fines de la década del 90. Lo cierto es que muchos años después (no frente al paredón de fusilamiento, sino caminando por la calle) habría de recordar esa tarde remota de agosto de 1991 en la que conocí el súper dulce de leche. Tenía 11 años. Por aquel entonces, las heladerías cerraban en invierno con lo cual a partir de agosto empezaba la peregrinación diaria al local esperando la reapertura que le daba inicio a la temporada estival. Generalmente eso ocurría más cerca de septiembre, pero ese 1991 inolvidable debe haber sido una de las últimas veces que Daniel no trabajó el año corrido -si no la última- y abrió sus puertas antes de lo previsto. Ante la emoción, un sábado fue, corrí a ver qué lo nuevo en la heladería. Ya me habían comentado en el colegio acerca del dulce de leche con pedazos de dulce de leche natural (¡dulce de leche al cuadrado!) así que no dudé en pedirlo. Como segundo gusto de ese vasito agregué un sabor que para mí era nuevo, aunque éste no fue inventado por Daniel: tramontana. El súper dulce de leche fue uno de mis preferidos durante los 90s. En los albores del nuevo milenio nos separamos y no volví a pedirlo por mucho tiempo. El hiato se interrumpió el sábado pasado.

martes, 11 de diciembre de 2012

Pesebre alla unmigone

Mientras algunos son fanáticos del arbolito y compiten por ver quien tiene el más alto y más decorado, en casa, ahora más nunca, le damos a full al pesebre. Este año incorporamos los animales (burro y vaca) y, como novedad novedosa, construimos un modelo a escala del portal, fabricado con una estructura de fibra fácil con detalles decorativos de ramitas simil troncos, techo quinchado de paja y piso de pasto. Voila!

lunes, 10 de diciembre de 2012

Mes-ci

Gracias Leo
Por los goles
Por tener un apellido fácil de pronunciar para que Pedro pueda gritarlo, sea quien sea el que haya anotado.

viernes, 7 de diciembre de 2012

Londres es la ciudad Apple

Exactamente un mes después de bajar del 777 dejo esta reflexión final sobre la ciudad de Londres y cierro de esta manera el episodio viaje hacia ese destino hasta la próxima, no sé cuando, pero espero que sea pronto, antes de los 1000 días.
No soy un fundamentalista de la marca de la manzanita, alguna vez dije ésto sobre su creador, pero tengo unos conocimientos intermedios-avanzandos sobre sus productos y sobre la empresa en particular y puedo resaltar tres características principales sobre los dispositivos Apple:
1. son caros
2. son productos de buena calidad (o muy buena/excelente, dependiendo de quien los juzgue, pero nunca bajan de buena)
3. tienen un fuerte compromiso con el diseño y con el sentido de la estética
Esta idea me vino a la cabeza una mañana lluviosa caminando por uno de los parques centenarios (¿milenarios?) de la ciudad. Prometí traspasarla de la mente al blog. Mientras buscaba la salida por los laberínticos pasillos del Regent's se me vino a la mente esos puntos de contactos entre la ciudad y la empresa de Steve Jobs. Es que en Londres es así. Una ciudad que llama la atención por lo caro, pero un lugar en donde todo funciona bien (transporte, servicios, supermercados) y en donde predomina el valor estético y la armonia con el entorno. Fuerza de manera natural la duda que planteó el indio de Aurora Grundig en los 80: caro, pero el mejor. ¿Vale la pena pagar más para tener un buen servicio o producto? A veces sí. ¿Se disfruta más pagando caro con la certeza de que se recibirá a cambio buena/muy buena/excelente calida? Creo que sí. Y más cuando las brechas entre los precios de Londres y Buenos Aires se acortaron, inflación mediante, bastante. Nada peor en un viaje que sentir la cabeza que le picotea "pagaste una fortuna por esta berretada". En Londres, al menos, la última parte de la frase no sucede. Y en Apple, generalmente, tampoco. Cuando uso un iPhone, un iPad o una MacBook Pro me siento confiado, seguro. Y me olvido de lo que costó o cuesta tener ese producto. Disfruto del diseño y de la estética de la sencillez, también. Y lo mismo me pasó en Londres.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Ahora, las tipas

Tenía pensado este post hace unos días. Lo de la nube no-tóxica de hoy me contuvo por un rato, pero si espero más tiempo va a pasar el momentos de las Tipuana tipu, Las tipas. Se trata de árboles con perfil mucho más bajo que los jacarandás que me encandilaron hace unas semanas, pero que en muchas plazas son compañeros y, por lo que leí, llegaron a la ciudad también de la mano de Carlos Thays. Durante estas últimas semanas dejaron caer sus flores amarillas alfombrando veredas y parques de Buenos Aires.
Hace un año, Clarín publicó un poético artículo sobre las tipas. Están bien, pero nada se compara con el esplendor de las hojas celestes-violetas-lilas del jacarandá. Además, las tipas me hacen acordar al flagelo del auto manchado por esa secreción que liberan. Cuando era muy chico y vivíamos en Martinez, una tipa que escupía y escupía sobre el Falcon acabó talada y reducida al mínimo, pobre.  

Reflexión desde el país de la paranoia

La Argentina debe ser el país menos preparado para las catástrofes. Lo digo sin datos duros y, corrijo, los argentinos somos las personas menos preparadas para los desastres. Por lo menos no cumplimos la condición fundamental cuando sorprende un acontecimiento como el de hoy a la mañana. ¿Cuál? Mantener la calma y no ceder ante la desesperación y el pánico. No lo digo por nada en particular que haya visto en el microcentro, aunque podría describir unas cuantas imágenes si fuera necesario. Es una sensación, me parece que estamos vulnerables y siempre al borde de la histeria colectiva. La imagen de Los Simpsons de la turba enfurecida dando vuelta un auto e incendiándolo está siempre latente cuando pasan estas cosas. La Ley de la Selva, el sálvese quien pueda, tambíén. Por las dudas, antes de que me pisen yo piso al otro, y zafo. Siempre estamos pensando en lo peor sin plantearnos la posibilidad de hacer un análisis objetivo, mucho menos de esperar a ver qué pasa. No es lo mismo, pero lo de esta mañana me hizo acordar a la época de la Gripe A, hace tres años, cuando había desabastecimiento de alcohol en gel. Uno de esos días estaba comprando un shampoo en Farmacity en la góndola de enfrente del alcohol en gel, que estaba saqueada, vacía. Cuando me estoy yendo avanzó el repositor con una caja del producto para limpiar y esterilizar las manos. Una horda de mujeres mayores, paquetas y desesperadas se le avalazaron encima y le empezaron a manotear los envases de Pervicol, desobedeciendo por supuesto la orden del cartel que mandaba: "Alcohol en gel: dos unidades por persona". El chico, de no más de 20 años, tuvo que refugiarse con la caja detrás del mostrador de remedios con receta, pedirle a las señoras que hagan una fila organizada y empezar a repartir. La medida estricta no fue bien recibida por las desesperadas consumidoras, que empezaron a discutir quién estaba primero, y quién había ya agotado su cupo para comprar. Así las cosas, cada cual listo para el apocalipsis y listos para vivir en un mundo con Gripe A y sin alcohol en gel. Parecido, pero diferente, pero similar en mi cabeza a lo que pasó hoy a la mañana.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Q' v v v

Con este acertijo ayer causé furor e indignación en el trabajo, en iguales proporciones.










¿Alguien se anima a adivinarlo?

martes, 4 de diciembre de 2012

Hay que afeitarse para la gala


La semana pasada me detuve unos 35 segundos a revisar la tapa de la revista Caras que tenía como tema a la gala por los 20 años de la publicación y hubo dos cosas que me llamaron la atención.
La primera es la calidad del montaje. Ya parece que ni se gastan y le dejan hacer el Photoshop al pasante de diseño de Editorial Perfil. Hay casos como el de Viviana Canosa que parece que estuviese sentada en la falda del Hombre Invisible.
La segunda es un comentario más careta pero que vale la pena reflexionar. De los cinco hombres que están en el pliego principal apenas uno (Sebastián Estevanez) se afeitó para la foto. Los otros cuatro (Tinelli, el de Graduados, Peter y Juan Darthes) ni siquiera se gastaron en corregir o emprolijar la barba de cuatro días para una supuesta gala que por definición es un evento con código de vestimenta elegante. En realidad, no es que no se lo hayan tomado en serio al tema de la fiesta. Todos portan costosísimos trajes de etiqueta por los cuales deben haber desembolsado cientos (o miles, en el caso de Marcelo) de dólares. Pero ninguno de ellos se tomó 15 minutos para rasurarse y aparecer mejor arreglado. Porque no se trata  en ninguno de esos casos de una barba consolidada como la de Lanata, por ejemplo, la que portan, ni esa nueva barba-sombra-perorolija como la de Germán Paoloski, si no que es claramente una descuidada barba crecida duarante cuatro o cinco días de dejadez. Si está de moda la barba crecida, la camisa desabrochdada hasta el cuarto botón y el rosario asomando por detrás será un tema para otra discusión. Pero si vas a ir a una gala para la cual te calzás un equipo carísimo, afeitate. A vos te hablo, Tinelli. Nada más.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Aquí están, estos son

El 12 de octubre, disminuido emocionalmente luego a una mala racha de producción, presenté la campaña motivacional para poder terminar 2012 con un registro de tres cifras en las entradas de este blog. La movida me dio un impulso nuevo para crear, teclear y transpirar (a veces más, a veces menos). Pero hoy, a 2 de diciembre y con un margen de 30 días, celebro con orgullo de padre el placer por el objetivo cumplido (otro pequeño placer).
In your face, unmigone!
Ahora vamos por todo: hay que superar la marca de 212 posts de 2011.

viernes, 30 de noviembre de 2012

Canciones que me gustan para terminar el mes

El de hoy será el primero de (espero) varios posts que arbitrariamente publicaré el último día del mes con canciones que me gustan. Veremos cómo sale.
All The Young Dudes - Mott The Hoople
Conocí este tema primero hace muchos años en la versión de David Bowie que estaba en el disco de The Best of David Bowie 1969/1974 que me prestó el Cholo, comentarista eventual de este blog. Más tarde me enteré de que el Duque Blanco escribió esta canción para darle un éxito comercial a sus amigos de Mott the Hoople en los 70s y salvarlos de la separación.
Esta canción tiene todo lo que un buen tema debe tener:
Empieza con un solo
Una letra bastante explícita que cuenta una historia (una historia bastante deprimente)
Un puente que incrementa la tensión
Un estribillo sencillo y fácil de repetir
Un final en fade, repitiendo el estribillo y el solo (salvo en la versión en vivo)

jueves, 29 de noviembre de 2012

Taa-yoo

(la anécdota fue mucho más divertida y reveladora en vivo. Es difícil poner en palabras y trasladar al teclado la sensación de padres, pero acá va el esfuerzo)
 En el cuarto en donde juega en la casa de sus abuelos, Pedro se resiste a salir. El padre lo cambia, la madre recoge los juguetes y lo arrastra hasta afuera. En el camino hacia afuera balbucea unas palabras incomprensibles.
-Taa-aayo
-¿Qué?
 Pedro señala con su dedo índice muy pequeño en diagonal hacia arriba. Hay varios estantes de vidrio en la pared; cada uno soporta el peso de muchos objetos encima.
-Ayoo ta rriba.
-¿Arriba? ¿qué hay?
 -Ayyoou
-¿La foca? ¿el oso?
-Ta-ayo, ¡arriba!
-¿el oso? pero si al oso le decís oso, ¿la caja?
-Ayo Ayo Ayo
Giro la cabeza hacia la madre. -¿Vos entendés qué dice?
-No, ¿qué hay, Pedro? ¿La foto? ¿el adorno?
-Ayoo
A la quinta vez que le preguntamos qué era lo que quería decir, Pedro se cansó de balabrear y tomó cartas en el asunto. Se desprendió de mi mano, se tiró encima del canasto de juguetes y buscó uno en especial hasta que lo encontró: un juego didáctico con cuatro botones que esconden animales de la granja. Apretó el botón en el casillero 2 y salió disparada la figura de plástico de una cabeza de caballo. Volvimos a mirar arriba y vimos que en el último estante a la derecha había un adorno de cerámica con la figura de dos caballos marrones.
Y ahí entendimos todo.
-Ah, ¡caballo! Pero si sabés decir caballo bien. ¿Por qué no decís caballo?
No importó si lo pronunció bien o mal, o si retrocedió en su aprendizaje de la palabra. Se había tomado el trabajo de explicar, relacionar, comparar, contextualizar y hacer comprender con tanta tozudez que los dos padres nos emocionamos.

martes, 27 de noviembre de 2012

Mascote fiasco, agora com nome

Hace unos dos meses -con una dosis alta de indignación- critiqué a la mascota del Mundial Brasil 2014. Por aquel entonces todavía faltaba la decisión acerca de cómo se llamaría el bicho. El post terminaba con un análisis de los nombres en danza (Amijubi, Fuleco, Zuzeco) y una sentencia un tanto arriesgada de mi parte: "Me juego una pierna que el nombre va a ser Fuleco". Bueno, ayer se conoció la identidad del armadillo y, para bien de mi miembro inferior, el elegido fue...(redoblantes)...¡Fuleco! La de ayer no fue mi primera incursión en el terreno de las predicciones. En 2010, 6 meses antes de que la FIFA elija las sedes de los Mundiales 2018 y 2022 me la jugué por Rusia y Qatar y la pegué. Nada más.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Pequeños placeres

Temprano, muy temprano, en una mañana de enero hace dos años hice click para crear este blog. Dudé mucho y le di varias veces al cancelar hasta que por fin apreté aceptar para pedir el nombre del dominio: unmigone. No fue un nombre elegido con convicción sino más bien todo lo contrario, resignación. Había ensayado otras ideas para bautizar al blog; la mayoría eran frases hechas como "mucho de nada" o "un poco de todo" que -obvio- ya estaban usadas. Finalmente desistí y pedí a Blogger que me deje usar el mismo encabezado que mi dirección de email. ¡Estaba disponible! unmigone no soy yo y sí soy yo. Hay un poco de verdad, algo de exageración y bastante de personaje en lo que digo. A la distancia, creo que fue un acierto haber llamado así a este blog. Pero faltaba algo más porque el blog no era temático; no hablaba de fútbol, de cine ni de autos. Por más de que no quiero promocionar este lugar fuera de mis contactos personales me pareció que hacía falta una bajada para poder darle una coherencia que aglutine a toda una catarata de posts inconexos. Ahí apareció el tema de los pequeños placeres que también surgió de manera natural. "Reflexiones imprecisas acerca de los pequeños placeres" dice el encabezado abajo del nombre. Nuevamente, a la distancia, también fue una buena cosa haber traido a mi mundo esa cuestión. No fueron muchas, sin embargo, las oportunidades en las cuales me encargué de darle un marco teórico a los pequeños placeres. Algo de eso hay en la parte de datos personales que está a la derecha. Allí digo que el blog "busca retratar aquellos momentos efímeros que de alguna manera anhelamos hacer eternos". Sigo estando de acuerdo con la afirmación. Y me ha servido a mí ponerle letras a esos momentos que se diluyen rápidamente para poder seguir disfrutándolos. También dije en el primer post que los pequeños placeres "hacen que la vida sea un poquito mejor". Bueno, un poco pretencioso, pero también está bien la afirmación. No quiero bajar línea ni debatir sobre la idea, pero sí creo cada vez más en los pequeños placeres. La vida es una composición con subidas y bajadas pero ensamblada, cosida a mano por esos momentos finitos. Entrar a la cama con sábanas nuevas o destapar un vino guardado o, más acá en el tiempo, emocionarse con los colores de los jacarandás son eventos que amalgaman esos momentos buenos, malos y los demás. Ahora, en un esfuerzo por ordenar algunas ideas archivadas inauguré una etiqueta ad hoc. PP. P de Pequeño, P de placeres. Todas las entradas que tocan ese tema fueron engrampadas a ese tag. Son 49 hasta ahora. Están acá.

martes, 20 de noviembre de 2012

Malware attack

El post que aparece abajo (Revisiting G n' R) es un post viejo del año pasado que por alguna razón que no puedo explicar se volvió a publicar con fecha de hoy. Puede ser que haya sido víctima de un ataque no-mortal de hackers o simplemente que mientras editaba otros textos me haya mandado la cagada yo sin darme cuenta. O ambas. No lo quiero borrar porque es parte de la historia de este blog, pero sí aclarar que el reposteo fue involuntario y, por ahora, misterioso

Revisiting G n' R

Anoche, mientras masticábamos el pollo con arroz, morrón y cebolla, le comenté a Agus que había vuelto del trabajo escuchando Use Your Illusion I (el de la tapa naranja). Nos quedamos hablando del disco. Aunque menos comercial que el II, la primera parte de la saga contiene grandes canciones, clásicos de la banda como "November Rain", "Don't Cry" y el cover de "Live and Let Die" pero también perlas como "Back Off Bitch", la larguísima "Coma" (10:13) y "Dead Horse", un temazo que arranca tranquilo, acústico y se vuelve recontraheavy y en el que Axl se luce.
Terminé la comida y me puse a ensayar agudos intentando entonar las estrofas de "Dead Horse". Inventando la letra porque lo único que sé es que al principio dice "Sick of this life...", tocando la air batería con las manos, moviendo la cabeza, emocionado, con piel de gallina.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Oh, jacarandás

INTERIOR
SALÓN DE FIESTAS DEL TIRO FEDERAL ARGENTINO
NOCHE (madrugada del domingo)

Dos hombres conversan en un casamiento.Uno sostiene un vaso de vidrio con un trago de color oscuro. La música suena muy fuerte. Detrás de ellos la gente baila al ritmo de la música.

UNMIGONE
to+, necesito hablar de jacarandás con alguien. Sé que vos me vas a entender. ¿Viste lo que son esos colores? No puedo creer que hace 32 años que vivo en esta ciudad y nunca me haya detenido a verlos durante esta época del año. ¿Hay jacarandás en el rancho?

TO+
Sí, hay algunos.

UNMIGONE
¿Pero viste lo que son? Encima están por todas partes.

TO+ 
Sí, y vos porque no viste los de Plaza San Martín.

UNMIGONE
Sí, ¡qué no! Por eso te digo. Hace poco el laburo se mudó de oficina y entonces ahora paso todos los días por la Plaza. Fue el otro día, la semana pasada, que me di cuenta de lo que es el espectáculo de las flores violetas cayendo. Son miles de flores violetas.

TO+
¿Violetas o celestes?

UNMIGONE
No sé, es como un color violáceo, lila. Estos árboles de mierda hacen que florezca mi lado femenino más sensible. Son muy lindos.


viernes, 16 de noviembre de 2012

Rocky nunca pide que le corten el párpado

Hace unas semanas enganché una vez más el final de Rocky en televisión. La daban en TNT, creo, doblada al español, como corresponde ver a los clásicos del cine.
Dos cosas me llamaron la atención.
La primera, que uno de los comentaristas de la pelea entre el campeón Apollo Creed y el retador Rocky Balboa era Homero Simpson (escuchen su voz, es Humberto Velez, tantas veces entrevistado por Andy Kustnetzoff, el doblador original de Homero). Bueno, cuesta sacar a Humberto del personaje, así que no podía dejar de pensar en Homer.
La segunda, y la que más me perturbó, fue que Rocky nunca pide que le corten el párpado sino el ojo. La realidad es que sobre el final del anteúltimo round, el semental de Filadelfia increpa a Mickey y se  genera un diálogo muy corto que repodruzco a continuación:
ROCKY: No puedo ver nada, corta mi OJO
MICKEY: No
-Vamos Mick
-No debo hacerlo
-Vamos, vamos. ¿Qué esperas?
-Demonios, hazlo.
Mickey le hace un gesto al médico, que en efecto corta el párpado de Balboa con una gillette.
Este es video con la película doblada al español. La escena del diálogo ocurre en el minuto 9:20.
Y no es que se trate de una mala traducción. En la versión original el diálogo es todavía más corto. "I can't see nothing. Gotta open my eye. Cut me, Mick. Cut me. Cut me":

Y en guión original de la película ni siquiera se habla de un corte:
ROCKY
Open my eyes -- Please, open my eyes!
Mickey nods to Benny. He secretly places a small ring knife between his index and middle finger. In one smooth movement he drags the razor over the blood welts and quickly covers the draining qounds with gauze... It is done so quickly no one is ever aware of the operation.
Conclusión: Este hallazgo rompe de una manera muy incómoda con mi estructura de pensamiento desde que tengo uso de razón. Y no soy el único que creía que la frase era "Córtame el párpado". Google me da la razón y cuando se comienza la búsqueda córtame... enseguida se autocompleta ..."el párpado Mick". En los resultados aparecen artículos de Olé con ese título, videos de YouTube emulando la pelea y mucha gente citando la -ahora para mí- apócrifa oración. Sépanlo. Así como Sherlock Holmes nunca dijo "Elemental, Watson", sí, Rocky tampoco hizo referencia a su párpado.

jueves, 15 de noviembre de 2012

¿Para qué sirven los teléfonos públicos?

En los albores de este blog una investigación propia reveló que casi ningún teléfono público funcionaba bien. En la entrada se destacaba que el uso más extensivo de los teléfonos públicos es el de "depósito de folletos promocionales, principalmente de (...) mujeres muy amables como 'Brisa y sus amigas' que te invitan a su casa (no sé bien a qué, pero estoy seguro que no es a tomar el té)". Esta vez fuimos un poco más lejos (literalmente) para descubrir que en Londres la tendencia se replica de idéntica manera. La evidencia, a continuación:
Buenos Aires
Londres

martes, 13 de noviembre de 2012

Listtos, mmm

La mejor noticia del rubro congelados desde las Crunch fue el lanzamiento de estas patitas con forma de tostadas. Pero el nombre es muy polémico. ¿Qué significa la doble T? ¿Problemas legales de marca?

lunes, 12 de noviembre de 2012

unmigone Goes Premier League


En el bar The Queen’s, ubicado sobre Green St. a pocas cuadras del Boleyn Ground, un cartel en la puerta ofrecía una promoción tentadora: 6 Heineken o Foster’s por 10 libras. A las 3 de la tarde, más de dos horas antes de que empiece el encuentro entre los locales de West Ham United y Manchester City, el pub rebalsaba de hinchas con o sin ticket para el match. Los primeros esperarían hasta último momento para ingresar ordenadamente al estadio; los otros quedarían en el lugar viendo el partido en las pantallas de alta definición o, a lo sumo, tal vez intentarían comprar algún boleto de reventa que se podía conseguir fácilmente en las adyacencias de Upton Park.
El barrio que alberga desde 1904 a la cancha del United (West Ham) está en el Este de Londres y, al parecer, fue una de las áreas más postergadas de Inglaterra hasta hace poco tiempo. Durante el gobierno de Tony Blair se emprendieron una serie de proyectos bajo la denominación de New Deal for Communities que tenían como objetivo regenerar ciertas áreas entre las cuales estaba incluída la del Borough de Newham. A la vista, sin los lujos aristocráticos que brillan en el centro de la ciudad, Upton Park no parecía tener rastros de ser un distrito posindustrial verdaderamente postergado. Me hizo acordar, salvando las distancias, a la manera en que está enclavada la cancha de All Boys, en Floresta/Monte Castro.
Llegar a Upton park tomó unos 40 minutos de underground en un viaje simple de la línea District. Ya en la estación hay carteles que el marcan el camino hacia el estadio. También allí mismo se vende el programa oficial, una revista de unas 60 páginas con lomo que el club edita e imprime periódicamente con calidad editorial, redacción y diseño.
Había reservado y pagado mi ticket por Internet así que la primera misión era asegurarme que el booking reference se convirtiera en un cartón con un código de barras con mi nombre que garantice el acceso al espectáculo. Pedí indicaciones a un grandote de campera amarilla, que me apuntó su dedo índice hacia un cartel enorme que decía “Ticket Office”. El trámite para conseguir la entrada no duró más de 60 segundos. Próxima parada: Stadium Store, una tienda de merchandising repleta de fanáticos. Cuesta entender para un argentino como un equipo chico, de mitad de tabla, puede generar tantos ingresos por venta de camisetas y memorabilia. Compré un essential, una remera básica de los Hammers rebajada a 5 pounds. Para cuando terminó la visita a la tienda, llegaba el micro con el equipo visitante. Unos 100 hinchas, la mayoría niños, esperaban abarrotados a que bajara uno de los últimos ídolos del club: Carlos Tevez. Carlitos fue el último en descender y pasó saludando con su mano izquierda mientras recibía la primera de las mil ovaciones de esa tarde.
Ingresé en el estadio una hora antes del pitazo inicial del partido. Si el partido se hubiese jugado en Argentina era apenas tiempo suficiente para entrar tranquilo y sin riesgos de avalanchas y empujones. Allá, una hora fue una eternidad. Hasta 10 minutos antes del kick-off, no más del 20% de la gente estaba en su lugar (aunque el partido estaba sold-out). El acceso es a través de un pequeño espacio cercado por un molinete pero con barras hasta el techo. Es un elemento de seguridad que evita avalanchas e impide las estampidas sobre la hora para colar. Se activa pasando el código de barras de la entrada por un escáner.
La hinchada del West Ham es –supuestamente- una de las más efusivas de la Premier League. Tal cual nos mostró el Bambino Pons, los supporters adaptan clásicos de la música popular a sus inofensivas letras. Volare, oh oh, Guantanamera y Hey Jude forman parte del repertorio. Cuando los jugadores locales salen a la cancha, además, suena el himno del club. El del WHU es una canción que se llama I’m Forever Blowing Bubbles que arranca por los parlantes del estadio y la gente continúa cantando a capella desde el estribillo. Se repite el ritual cuando está por empezar el segundo tiempo y cuando termina el partido.
Después de algunas temporadas penosas, el West Ham tuvo esta temporada un buen arranque. Para el momento en que le tocó recibir al City, el equipo estaba octavo en la tabla de posiciones y listo para recibir al último campeón. Además de Tevez, Ballotelli y Nasri compusieron una delantera temible para un seleccionado local más limitado que los primeros minutos se replegó mucho atrás. Sin embargo, cada gesto voluntarioso de los de casa fue muy festejado. Los cambios de frente y las recuperaciones, por ejemplo, eran acciones acompañadas por un cerrado aplauso de 3 o 4 segundos.
Sobre el campo de juego (una verdadera alfombra, acomodada por unos 10 tipos antes del primer y segundo tiempo), el Manchester City mandó con su potencial durante buena parte de la primera mitad. La hinchada visitante también tuvo una presencia colorida. No había banderas ni bombos pero sí una asistencia perfecta de camisetas celestes en una de las bandejas de la popular y la totalidad de platea visitante. Así y todo, las hinchadas se trataron con respeto. Muy pocos silbidos, casi ningún insulto y cero abucheos. Antes del partido, el árbitro decretó un minuto de silencio en memoria de un dirigente del West Ham recientemente fallecido que también se respetó entero (60 segundos de silencio total).
Durante el partido, Tevez mostró que su talento y carsima trascienden colores. Amado por el West Ham y Amado-odiado-amado por el Manchester City, hubo momentos en el cual las dos hinchadas le cantaron a la misma vez. Cuando le tocó patear dos corners seguidos del lado en el cual estaban los fanáticos locales, en vez de recibir escupidas o botellazos, cosechó elogios. “One Carlos Tevez/There’s only one Carlos Tevez” al ritmo de Guantanamera y “He wants to come home/Carlos Tevez/he wants to come home” con una tonada cuyo origen no pude distinguir.
A pesar de los esfuerzos por convertir, el equipo dirigido por Roberto Mancini desperdició algunas oportunidades para abrir el marcador. En el segundo tiempo, el West Ham equilibró un poco la balanza y salió a buscarlo, tomó el riesgo y quedó mal parado en defensa y sus centrales se enredaron tres veces en el área, una jugada calcada que casi terminó en gol en contra.
El pitazo final del árbitro Howard Webb, el mismo que dirigió la final entre España y Holanda en el último Mundial, fue festejado en el Boleyn Ground como un triunfo. Mientras sonaba por tercera vez I’m Forever Blowing Bubbles la gente abandonaba su lugar ordenadamente. Quedaba una incógnita por revelar: ¿Cómo va a hacer toda esta gente para entrar en la estación de subte a la misma vez y no colapsar las formaciones? La respuesta a mi pregunta mental fue un vallado que desviaba a las masas, nos alejaba unos 500 metros de la estación y recién nos dejaba entrar cuando habíamos sorteado un largo serpenteo. Para aquel entonces, los trenes llegaban con frecuencia, se llenaban moderadamente y partían hacia el centro cargados de fanáticos de los dos equipos mezclados.

jueves, 8 de noviembre de 2012

unmigone Goes London: Coming In From The Cold

¡Fu fú! ¡y chucu, chucu, chucu-chuucu! No fue el calor, ni la basura, ni la cola en migraciones, ni el Checho Batista a mi lado esperando pasar por Aduana. Lo que me hizo caer en la cuenta de que ya estaba de vuelta en Buenos Aires fue el ringtone que emanó el teléfono del taxista. La música de Hijitus salía de un viejo aparato con tapa plateado. "Oscar, estoy con un pasajero, te llamo después". Bien listo, hola Buenos Aires, tanto tiempo. 5 días apenas, lo suficiente para ver que las cosas son como son. Así. Chau London, hasta próxima. Nos volveremos a ver, estoy seguro.

lunes, 5 de noviembre de 2012

unmigone Goes London; Reloaded


“Excuse me, can you help me? This is my ex novio, he is a crazy bastard. Está tratando de  impedir que regrese a London”. En Ezeiza, la mujer - inglesa, rubia, de rasgos fuertes- pedía auxilio para comprar un ticket y subir al avión lo más pronto posible. Del otro lado de la cinta, el presunto ex –un porteño alto, morocho, bien parecido- gritaba sin pudor e intentaba asormarse por la barrera de los cuatro oficiales de la PSA que habían llegado para poner orden: “Dale, Sandra, déjate de joder, vamos a casa y arreglamos todo, quedate acá, no rompas las bolas”.
No le tengo miedo a los aviones. El poco temor que le tenía a la aventura de subir a uno de esos pájaros de metal conseguí dormarlo a fuerza de horas de vuelo (algunas) y a la adquisición de conocimientos razonables sobre la industria de la aviación y sus estadísticas. Sin embargo, el jueves pasado la cabeza me picoteó mi conciencia y me hizo pensar en el peor de los escenarios posibles durante el vuelo. Tuve el pánico de ser un protagonista inoportuno de la versión criolla de Destino final. Todo cerraba perfecto. La mujer, el tipo que le dice que no suba, el avión… bue, la historia.
Por suerte, por pericia del piloto y gracias a Dios, el vuelo 244 aterrizó en Heathrow sin problemas y 20 minutos antes de la hora prevista, estacionó en una de las posiciones de la Terminal 5 y me permitió volver a pisar Londres. Me toca viajar de nuevo –por segunda vez en menos de un año- a la misma ciudad que había jurado conocer en un plazo de 1000 días. Pasaron menos de 500 lunas desde aquella plegaria elevada al cielo y ya alcancé el objetivo por duplicado, nada mal.
Este año llegué un poco más organizado y con más experiencia así que no tuve que pagar el derecho de piso, ergo, disfrutar más el viaje. Así que no me concentré tanto en los landmarks que ya conocía y pude conocer otros rincones de la ciudad.
Escribo estas líneas desde allá, o desde acá, según como se lo lea. Ampliaré.

sábado, 3 de noviembre de 2012

5 años después

Separados, pero juntos

miércoles, 31 de octubre de 2012

Gracias AFIP, te quiero mucho


Con los 4 dólares que me dejas comprar la voy a pasar genial.

martes, 30 de octubre de 2012

Lembranças de Italia 90: Argentina 1 x Brasil 0

Hace unas semanas peleaba con el control remoto buscando algo decente para ver en televisión. Pasaba el canal 13, 14, 15 hasta que le mandé la orden al dedo de frenar el zapping en el 18: Fox Sports. Estaban dando una repetición completa del partido Argentina-Brasil por los octavos de final del Mundial Italia 90.
Lo bueno de ver un partido repetido es que uno ya conoce el resultado y así puede especular con los tiempos, ir y volver y saltear las partes intrascendentes del juego según convenga. En este caso, era claro que lo mejor para ver llegaba en la última parte del segundo tiempo, a partir del gol de Caniggia. Entre zapping llegué a ver algunos de los momentos de sufrimiento para la Argentina, incluyendo la jugada pinball, ese tiro -de Branco, creo- que pega en el travesaño primero, rebota y da lugar a otro remate que termina estrellado en el palo derecho... y Goyco pintadísimo. La emisión de Fox Sports Clásico era engañosa. Parecía ser una repetición completa, no un compilado. Arrancó el segundo tiempo como si fuera en vivo, pero al minuto 34, pum, corte. "En el próximo bloque, el gol argentino", dijo Walter Safarian. Maldición. Otra vuelta de zapping más.
El del 90 es el primer Mundial del cual tengo recuerdos vivos. Y el cotejo Argentina-Brasil me trae a la mente muchos momentos de ese encuentro que puedo relatar con claridad, sin guglear, a saber:  
  • Era sábado a la mañana, como a las 11. El partido habrá terminado a las 13;
  • Por la tarde ese mismo dia se jugó Alemania-Holanda, otro de los partidos por la llave de octavos de final. Ganó Alemania 2-1 y para muchos ese fue el mejor partido del Mundial;
  • Cuando terminó el partido, la transmisión de la RAI mostraba una y otra vez a una rubia llorando en la tribuna;
  • Antes del gol de Cani, la imagen de Paulo Silas, el 10 de Brasil, corriendo al costado de la cancha, esperando entrar;
  • El relato del gol, a cargo de Marcelo Araujo. Me lo sé de memoria: Maradona, Alemao que no, ahí está Diego, sigue Diego, ¡picó Caniggia!, ¡Caniggia la le le de ventaja!, ¡Caniggia ahora o nunca!, ¡El triunfo, Caniggiaaaaa, gol, goooooooooooooooooooool;


lunes, 29 de octubre de 2012

Enemigos de Pedro - Parte 2

A las palomas y los helicópteros se suman:
Abeja que pica el dedo índice mientras jugamos en el arenero. Duele.

miércoles, 24 de octubre de 2012

No, calor, no

¿Es éste el primero de muchos días de creciente calor?
Espero que no. El calor -sobre todo el calor de Buenos Aires- me hace una persona un  poco menos feliz.

martes, 23 de octubre de 2012

Liberen a la Fragata

Este no es un post político, pero mi intención es que el buque escuela vuelva pronto al país.
Después de muchas idas, vueltas y trámites conseguí a prinicipios de este año el carnet de timonel de yate a vela y motor. Pura facha, porque no tengo barco. El brevet estuvo muerto de risa en el cajón de mi mesa de luz hasta que Albertito lo rescató del ostracismo y nos invitó el pasado 2 de junio a navegar.
La intención era, además de salir a bordo de Watatumi a pasear ese sábado, poder ver zarpar a la Fragata Libertad, que partía esa tarde desde Dársena Norte para iniciar su periplo de graduación de 69 marineros.
No pudo ser. El tiempo no quiso ese día que hubiera el caudal necesario para salir del canal sin problemas. Ahora necesito que la Fragata regrese y así, tal vez, pueda volver a sacar a pasear el carnet para recibirla.

lunes, 22 de octubre de 2012

Naming explosion

-Pedro, ¿qué vas a comer de postre?
-Anzaaana
-¿Manzana?
-Peeera
-¿Manzana o Pera? Decidite
-Ecite
-No, me tenés que decir que querés, no repetir todo como un loro parlanchín
-Loooro
-Bueno, sí, loro, ¿qué vas a comer?
-Peera
-Está bien, pera entonces
-Siii,
-¿Sí? Qué
-Uuuva
-¿Uva? No es época de uva
-Uva
-Sí, bueno, comé la pera
-Ico (rico)
-¿Y qué otras frutas conocés?
-Itilla
-¿Frutilla? Bueno, mañana comemos frutilla
-Itilla, nana
-No, banana no quedó, pera
-Pera
-Ahí está bien, pera, comé pera
-Pera,
-Sí, pera
-Ammm, pera

viernes, 19 de octubre de 2012

Y todo por un RT de @mnsaldivar

Miércoles
En un sentido post, abro mis corazón para escribir sobre mi relación virtual con Mauricio Saldivar y su versión en Twitter @mnsaldivar

Miércoles
Mauricio (o su alter ego @mnsaldivar) toma el comentario y lo retwitea, dejándolo a la vista de sus más de 150K seguidores

Miércoles
Récord de visitas en el blog

Jueves
Todo vuelve a la normalidad

jueves, 18 de octubre de 2012

Chau globo, gracias

Tristemente, ayer por la tarde el globo de gas que adornó nuestra casa durante los últimos 14 días sucumbió ante la presión atmosférica.
4-10-2012 / 17-10-2012 q.e.p.d.
Gracias amigo, chau.

miércoles, 17 de octubre de 2012

@mnsaldivar y yo

  1. circa 2007. Todavía soltero, viviendo más lejos del trabajo y levandándome más temprano, acostumbraba repasar los programas de la mañana en televisión mientras apuraba el café para ver algo de noticias y, sobre todo, chequear la temperatura. Arrancaba "Arriba argentinos" en la pantalla del 13. Hasta entonces, Confessore y Nadia eran amos y señor (y señora) del pronóstico del tiempo. Pero empezó a asomar ese gordito simpático que además de anunciar el clima daba consejos de moda y soportaba las cargadas de sus compañeros de piso. Comenté el tema en mi trabajo de ese entonces y conseguí que mis colegas se fanaticen con las recomendaciones a veces bizarras que se transformaron en temas de conversación durante las jornadas oficinescas. Eventualmente hallamos que el hombre en cuestión tenía nombre: Mauricio Saldivar.
  2. 23 de septiembre de 2010. Aquel jueves de septiembre no iba a ser un día cualquiera. Arrancó nuestro día a las 7.40 con Mauricio anunciando feliz el “verdadero” comienzo de la primavera ya que ese día -había advertido el meteorólogo durante un mes- es el momento en el cual se produce realmente el equinoccio que da origen a la estación más florida del año. Pero después de verlo a Mauri en la terraza las contracciones se hicieron más fuertes y después más fuertes y más tarde más fuertes aún. Pedro nació a las 12.22. Fue un buen día para Mauricio por el comienzo real de la primavera y para nosotros también. El resto de la historia está acá y acá.
  3. 15 de marzo de 2012. Pregunta por twitter al usuario @mnsaldivar: ¿Quedan días de calor? ¿sacamos la ropa de invierno?. Respuesta:
  4. 16 de octubre de 2012. 7 meses después,el mismo usuario, la misma pregunta pero invertida: ¿Quedan días de frío? ¿guardamos la ropa de invierno? Respuesta:
¡Gracias Mauricio!

lunes, 15 de octubre de 2012

Globos

La imagen de Woody y de Buzz impresa sobre un finísimo papel aluminio languidese en el techo de casa desde hace casi dos semanas. Fue un regalo de cumpleaños que le hicieron a Pedro. Un globo de gas. Lo primero que hago después de prender la luz cuando entro al departamento es chequear si el objeto en cuestión se vino a pique o si resiste arriba, pegado al reboque de la doble altura del edificio antiguo donde vivimos. Los útlimos cinco días, cuando ya parecía que la ley de gravedad lo confinaba al suelo, sentí un pequeñísimo placer cuando comprobé que los personajes de Toy Story seguían arriba.
Mi relación con los globos de gas no es nueva. Hace tres años un cliente nos pidió organizar un evento. Había un presupuesto un poco más generoso que el habitual y la necesidad de hacer algo distinto. Después de muchas idas y vueltas de propuestas, conseguí imponer mi proyecto: un día de campo con periodistas coronado con un viaje en globo aerostático al atardecer. Golazo. La idea se había gestado para poder concretar un viejo anhelo de toda la vida: poder subirme a uno de los inmensos globos de aire caliente. No pudo ser. Todo salió bien ese día, pero no hubo tiempo para que los organizadores hagamos el viaje en globo.
Ayer no hubo fútbol así que el salto desde la estratófera del austríaco gil tuvo en vilo a mucha gente. A mí me molestaba un poco la maniobra comercial para promocionar este evento que, en otras condiciones comerciales y sin contar con la plata que puso por RedBull, hubiera sido casi intrascendente para los argentinos. Me precupaba más la suerte de la cápsula y del globo de helio que lo hizo llegar a la estratósfera que la del saltimbanco. Este tipo con un presupuesto infinito para poder hacer su gracia y yo que sigo sin poder siquiera subirme a una canasta de mimbre y pasear un rato como lo hacían los personajes de las historias de Julio Verne.
Ya va a poder ser...
Por suerte, a la noche volvimos a casa y sentí el alivio. El globo de Pedro todavía seguía ahí arriba en el techo.

viernes, 12 de octubre de 2012

Campaña pro-100posts

Cada vez que doy enter y entro, el costado derecho de la página de inicio de este blog me muestra esos números que son para mí puñales muy chiquitos pero que van calando profundo en mi orgullo blogeril. Información que activa al enano maldito y moralista de la conciencia que dice "viste, yo te avisé que iba a ser así". Esos datos que, como diría Pucho, suena como un rulo de tambor, como la voz de su viejo: 2010 (primer año de este blog): 137 posts; 2011 (segundo año): 113 posts; 2012 (hasta hoy): 75 posts. No es necesario ningún cuadro de fiebre para mostrar la caída libre en la producción de contenidos. Hasta cierto punto es natural, pero me había propuesto no desinflarme y mantener una cierta regularidad que garantice una vida más o menos larga al blog.
Sostener este espacio es para mí un ejercicio de constancia, también. Pero las proyecciones me anuncian que va a ser muy difícil que este la cantidad de posts de este año alcancen los tres dígitos. Difícil pero no imposible. Así que ahora viene la parte optimista: son 80 días los que faltan hoy para el 31 de diciembre de 2012. Y para completar los 25 posts necesarios para alcanzar los 100, el ratio de publicación debería ser de al menos uno cada 3 días. Vamos a ver qué pasa. ¿Sugerencias para contenidos? Gracias.

miércoles, 10 de octubre de 2012

Informe incompleto sobre mascotas

Este es el cuarto post que escribo sobre mascotas (se puede leer el resto acá) así que la primera conclusión que saco es que el tema me obsesiona un poco.
Cuando encontré esta imagen la semana pasada no pude resistir las tentación de hacer muchos comentarios mentales buenísimos sobre cada una de las mascotas que las sedes presentaron desde el Mundial de Inglaterra en 1966 hasta el último de Sudáfrica en 2010. La mayoría de esas notas quedaron en mi cabeza, pero el descarte pude procesarlo y ponerlo en palabras, acá abajo:
  1. Deberían prohibirle a los alemanes poner mascotas en sus mundiales. Son muy buenos organizadores pero tanto los borrachines del 74 como el león pedorro de 2006 son de lo peor en la historia del fútbol contemporáneo.
  2. Willie, la primera mascota de la historia, tiene la ingenuidad y el encanto del pionero, pero parece dibujada por un chico de 8 años que aprendió a usar el Paint la semana pasada.
  3. México aprueba el examen de mascotas con 6. Ninguna de las dos (1970 y 1986) están mal. Son simpáticas, pero abusan del estereotipo del insoportable sombrero gigante.
  4. Me gusta mucho Naranjita, la mascota española.
  5. Ciao, de 1990, es de lo más bizarro, pero le tengo cariño. Tiene un valor sentimental para mí. Italia 90 fue el primer Mundial del cual tengo recuerdos claros y ordenados, y el llavero de este muñecote cuadrado que había en la casa de mis primos es uno de las memorias más vivas de ese momento.
  6. Una de las pruebas más claras de la brecha cultural entre oriente y occidente está en las mascotas del Mundial Corea/Japón 2002. ¿Qué son esos? ¿Gomitas de gelatina Yummy? Con la tradición japonesa y la industria del animé se esperaba mucho más de ellos.
  7. Mal que nos pese a todos los futboleros y a los que se mofan del soccer cada vez que pueden, Striker, la mascota del Mundial de Estados Unidos 1994, es la más lograda en todo sentidos. Es un dibujo alegre, explota la condición de amistad que el animal perro implica y, lo más importante, resistió muy bien el traspaso del dibujo a la realidad de peluche.  
  8. Footix también es una mascota entrañable. El Mundial de 1998 no se caracterizó por ser un derroche de diversión, pero al menos la mascota en cuestión rescató los valores de Francia y le puso color al sopor que ya de por sí llevan los franceses en la sangre.
  9. El gauchito de Argentina 78 es muy Anteojito. No digo que esté mal, pero los colores ya delatan una época de blanco y negro, sin brillo.
  10. Y qué decir de Zakumi. Ya me ocupé de atenderlo en su momento, hace dos años en este post.

viernes, 5 de octubre de 2012

Gracias invierno

Hace exactamente un mes le pedía al invierno que no baje los brazos tan rápido. Era 5 de septiembre y ya había asomado el primer calorazo de la temporada, uno de esos días de 28 grados y humedad de 145 por ciento que amenazaban con llevarse al invierno a patadas y aplastarnos con un verano prematuro y abundante en jornadas "bochornosas".
Un mes después puedo preciarme en decir que la plegaria elevada dio resultados. Las temperaturas fueron de buenas a agradables, volvimos a subir el eskabe algunas noches y las lluvias fueron moderadas. Hasta tuvimos el fin de semana del cumpleaños de Pedro un día de sol que gambeteó todos los pronósticos de lluvia.
Ahora, ya que estamos, le digo a la primavera que ya puede ir llegando, por favor... y gracias.

lunes, 1 de octubre de 2012

Pepe: ¿por qué le gusta tanto a los chicos?


Ese sapo maldito se coló en nuestras vidas a la fuerza, contra mi voluntad, diría. Hasta hace unos meses tratamos de mantener alejado a Pepe de nuestra casa. El año pasado nos regalaron el CD de Cantando con Adriana vol 2 y casi lo uso de frisbee cuando salimos del cumpleaños.
Fue seguro en su interrumpido paso por el Jardín que Pedro aprendió a querer a ese animal con un nombre muy fácil de pronunciar. De a poco fuimos rindiéndonos a los pies del batracio, respondiendo obedientemente a los pedidos insistentes del bebé cada vez que quería ver a ese bicho en YouTube y hasta comprándole un ejemplar de peluche para que abrace a la noche.
Ahora se acabó la resistencia. Pepe ya es parte de nuestras vidas y hasta lo invitamos al cumpleaños. La alegría de Pedro en el encuentro cara a cara con su amigo verde no tiene ninguna justificación ideológica que amerite una oposición.
(Nota al margen de este post: mucho se ha escrito sobre el tema legal en torno al uso de la marca Pepe, Adriana, Candela y todo lo demás. Estuve leyendo sobre el tema y no termino de formar mi opinión sobre qué parte tiene razón. Me quedo con este comentario de un padre en este post de Taringa: "Nos está pasando lo que a los hijos de padres separados... los chicos no tienen la culpa que los grandes no se entiendan y se peleen... para una criatura, su casa es donde vivía hasta antes de la separación, y su casa es con papá y mamá juntos; No es ni la casa de papá ni la casa de mamá. Pepe es Pepe, pero el Pepe de Candela no es el que aman los chicos: los chicos aman al Pepe de Adriana, que no es de Adriana, sino de Candela... Es un quilombo...")

domingo, 23 de septiembre de 2012

Pedro pide pista

731 días pasaron de aquel día y 366 días de aquel otro. Hoy, lo último que dijo cuando se fue a dormir fue "pista, pista!". La pista de autos que le regalamos para su segundo cumpleaños le gustó tanto que se la quiso llevar con él a la cuna. Siguió jugando y resistiendo el sueño mientras pudo hasta que entré en su cuarto y se la saqué. Aunque se quejó pronunciando esa palabra dos veces, enseguida acomodó la cabeza en la almohada, abrazó a Pooh y dejó que el cansancio le gane la pulseada otra noche más. La primera noche de su tercer año de vida en este mundo. Nada menos.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Mascote fiasco

Una vez más, la FIFA lo hizo. De los creadores de Otro fiasco de mascota (Sudáfrica 2010) y Siguen los fiascos con las mascotas (Copa América 2011) llega ahora "un personaje excepcional y maravilloso, nacido en Brasil: el único e inigualable armadillo de tres bandas (el Tolypeutes tricinctus)", según reza el comunicado para presentar a la mascota del Mundial 2014, todavía sin nombre.
¿Por qué son tan malas las mascotas de estas competencias y no cautivan a nadie? Tal vez la respuesta esté en el Q&A desarrollado por la FIFA en ocasión del diseño del official mascot:

What was the development process for the Official Mascot design?
FIFA and the Local Organising Committee (LOC) initiated a tender process involving six Brazilian design agencies. These six agencies were responsible for the creation of 47 different design proposals which were then analysed before settling on a shortlist of six, taking into account factors such as representation of Brazil, intellectual property and the feasibility of the mascot as a live costume. This shortlist was then further analysed with focus group research carried out amongst children who belong to the Official Mascot’s primary target group (5-12 years old). The threebanded Brazilian armadillo was very popular in all stages of analysis and was therefore chosen to be the Official Mascot for the 2014 FIFA World Cup™.

Yo deje de pertenecer al primary target group (5-12 años) al cual apuntan las mascotas, pero el tema de alguna manera extraña me sigue apasionando. Sigo sorprendiéndome competencia a competencia de lo malos e intrascendentes que son estos bichos. ¿Por qué no tiene nombre la mascota? La respuesta también está en el Q&A:

Why does he not yet have a name?
As the Official Mascot should be a true ambassador of not only the event but also of the Host Country, FIFA and the LOC were keen to give the people of Brazil the opportunity to play a role in developing the mascot. For that reason a naming contest has been launched which will run until the middle of November. This naming contest will be hosted on FIFA.com and on FIFA Partner Coca-Cola’s digital channels.
What are the name options and what do the names mean?
Amijubi - Amijubi is the union of the words “amizade” (friendship) and “jubilo” (joy), two characteristics which are at the heart of our mascot’s personality and a reflection of the nature of Brazil’s people. The unique pronunciation creates a link to the indigenous tupi guarani language where the word ‘juba’ means yellow – the mascot’s dominant colour!
Fuleco - Fuleco is a mix of the words “futebol” and “ecologia”, two integral components of the 2014 FIFA World Cup™. Our mascot’s name perfectly represents the way in which the two can combine to encourage people to behave in an environmentally-friendly way.
Zuzeco - Zuzeco is built using key elements of the words “azul (blue)” and “ecologia”. Blue is the colour of the seas off the spectacular Brazilian coast, the rivers that cross the country and the beautiful sky. It is, of course, also the colour of our mascot's unique shell. Our mascot is a vulnerable species and understands the need to communicate the importance of ecological awareness to his friends all over the world.

Me juego una pierna que el nombre va a ser Fuleco.
El domingo 25 de noviembre sabremos cómo se llamará este triste armadillo. Ampliaremos.

martes, 11 de septiembre de 2012

Nathan Drake es mi ídolo


El Indiana Jones del sXXI. Cuando sea grande (dentro de 3 años) quiero ser como Nate.

jueves, 6 de septiembre de 2012

Truco: 3 cosas, para recordar

1.
El truco es la parte del juego que consiste en ganar las manos en base al orden de los valores individuales de las cartas. Cada juego parcial (mano) se compone de tres bazas. Para ganar el truco hay que ganar dos de ellas; si en la primera se empata, hay que ganar la siguiente. Cada jugador puede jugar una cualquiera de sus cartas y cada baza la gana la carta más alta; en la primera baza, juega la primera carta el mano, en la segunda y en la tercera, sale el que ha ganado la anterior. Si la primera resultó empatada vuelve a iniciar la segunda el mano.

2.
El ganador del envido debe mostrar sus cartas antes de anotarse los puntos. Si se hubiera equivocado al cantar el valor ganaría el equipo contrario, aunque tuviera un valor inferior. Lo mismo ocurre si el equipo ganador no mostrara sus cartas y el equipo contrario lo reclamara antes de iniciarse la siguiente mano. En cualquiera de estos casos, el equipo contrario gana los puntos que había en juego.

3.
SEÑAS Y EXPRESIONES Es posible señalar a los compañeros las cartas que se tienen. Tales señas pueden variar de un lugar a otro y está permitido que los jugadores elaboren su propio código, pero hay algunas muy frecuentes:
1. As de espadas: levantar las cejas.
2. As de bastos: guiñar un ojo.
3. Siete de espadas: mover los labios hacia la derecha.
4. Siete de oros: mover los labios hacia la izquierda.
5. Cualquier tres: morder el labio inferior.
6. Cualquier dos: fruncir los labios hacia adelante, como besar.
7. As de oros o as de copas: abrir un poco la boca.
8. Malas cartas: cerrar los ojos.
9. Buenas cartas para envido: inclinar la cabeza hacia adelante o hacia un lado.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Estimado Sr. Invierno: Por favor, resista un poco más

Empieza a asomar el pegajoso y odioso verano y no me gusta. Se va la época del año que más cómoda me sienta para pasar en Buenos Aires. Y, aunque disfruto de la primavera, no soporto la idea de que el clima agradable es sólo un engaño que nos adormece para evitar que nos rebelemos en contra del insufrible y húmedo calor del verano porteño. Envío desde aquí mi plegaria para que el invierno resista un poco más y, ya que estamos pidiendo, que el verano dure cada vez un poquito menos.

martes, 28 de agosto de 2012

100% Argentina

Sucedió en marzo. Salimos a almorzar con una clienta que viene a la Argentina por lo menos una vez cada dos años desde hace 10 años. A la hora de pagar busca su cartera y saca de la billetera el papel, preguntando tímidamente: "Oye, tengo este billete que me sobró de un viaje anterior, pensé que tal vez sirva para pagar un taxi, un café, ¿cuántos dólares es ésto?". Lo primero que me sorprendió del billete no fue el valor (1000pe) sino ver la cara de San Martín. A diferencia de la representación del padre de la patria en los pesos actuales, donde se imprime la imagen de un José de San Martín joven, con largas patillas y melena, en el billete en cuestión se dejaba ver la imagen del Gen0eral ya mayor, con bigote, exiliado en Boulgne sur Mer, tal vez. Una búsqueda rápida en el teléfono permitió comprobar que la moneda no era de curso legal y que se trataban de 1000 pesos Ley 18.1888, la moneda vigente en la Argentina en el período 1970-1983, popularmente conocida como peso ley. Ergo, esta persona había sido timada probablemente en alguna otra visita a nuestro país y los 1000 pesos ley habrán colado en algún vuelto. "Qué pena, bueno, te dejo el billete para que tengas un recuerdo, a mí no me sirve entonces". La consolamos y le explicamos que ya no es tan común que se estafe a los viajeros con billetes. Le pedimos un radiotaxi para que la llame al hotel, un viaje que debería salir no más de 25 pesos. Llega el taxi y nos despedimos. A los 10 minutos suena el celular: "Oye, me dice acá el conductor que el viaje va a salir 50 pesos porque me cobran un extra de 20 pesos por el equipaje, pero yo apenas llevo conmigo una maleta pequeña". Le preguntamos al taxista que manejaba nuestro taxi, el que nos llevaba de vuelta a la oficina (también radiotaxi) y nos confirmó que de ninguna manera se cobra extra por llevar un bolso, que el pasajero tiene derecho a cargar en el auto hasta dos valijas grandes (mucho menos de lo que ella llevaba). "No Liana, dile al conductor que no le vas a pagar ese extra porque no corresponde, te está queriendo estafar". Una vez más...

jueves, 23 de agosto de 2012

Cittadinanza

Desde esta mañana la Repubblica italiana suma dos ciudadanos más a su envejecida población: Pedro y yo.

martes, 21 de agosto de 2012

Pequeño ensayo sobre cómo hacer un festejo de gol histórico

El festejo del segundo gol de Mario Balotelli en el partido de Italia contra Alemania por las semifinales de la Eurocopa, en junio pasado, ya quedó en la historia de las celebraciones. En este blog nos hemos encargado oportunamente de comentar ese festejo, festejarlo, y ponerlo a la par de los festejos de Bebeto (meciendo el bebé imaginario en USA 94) y Riquelme (haciéndole el Topo Gigio a Macri). Así como Bebeto y Riquelme tuvieron sus émulos en otros jugadores que referenciaron ese festejo para decir lo mismo, Super Mario ya tuvo sus correspondientes homenajes.
1. el japonés flacucho que no lo juna nadie pero como lo imitó en la misma semana del gol el video tuvo repercusión mundial
2. el FIFA 2013, que lo incluirá entre las celebraciones de gol (eso sí, sin hacerle sacar la camiseta al jugador para evitar comerse una amarilla)

3. el más reciente festejo de Pepe Sand para liquidar la victoria de Racing en el clásico de ayer

¿Por qué ese festejo quedará en la historia de los fesejos?
Seguramente debe haber varias razones pero una de las que me parece fueron más importantes fue el timing. Balotelli no se sacó la camiseta y posó su hercúlea humanidad en un entrenamiento, ni en un amistoso, ni siquiera lo hizo en un partido clave del Inter. Lo hizo en el encuentro por las semifinales de la Eurocopa, frente a la mirada de todo el mundo. Y después de clavar un golazo. Y ese golazo fue el segundo golazo en pocos minutos. El festejo fue dentro de todo natural, no pareció ensayado. Las coreografías no pasan a la historia porque pretenden poner al festejo por encima del gol propiamente dicho. En este caso en cuestión, el gol pedía un festejo a lo bestia. También tuvo que ver el personaje. Balotelli es Hulk, es el fanfarrón irrespetuoso, parece más un jugador de NBA que de FIFA. Y sólo a él le calzaba bien el festejo. Era la persona justaen el lugar exacto en el momento indicado. Así de simple.
No juego al fútbol en PS, pero este año me parece que voy a comprar el FIFA 2013 para aprender a jugar y poder festejar a lo Mario.

jueves, 16 de agosto de 2012

Los 80s están sobrevalorados

Ayer leía una nota de La Nación sobre el revival de los 80 en la televisión y en el cine. Otra más sobre los 80. Otra. Otra. Otra.
En una parte de la nota, la periodista ensaya sobre las razones de ser de este "fenómeno":
(...)Hollywood, con su manía de reciclar, relanzar y reempaquetar lo que ya vendió antes para venderlo de nuevo, detectó que aquellos adolescentes ochentosos ahora son adultos con la capacidad de pagar muchas entradas y una melancolía por aquellos buenos viejos tiempos que ninguna reunión de ex compañeros de colegio encontrados en Facebook alcanza a satisfacer.
Nací en 1980. Atravesé mi infancia en los 80 y mi adolescencia en los 90 así que puedo dar testimonio de las dos décadas. Durante un tiempo bastante largo, los 80 eran lo peor que le había pasado a la humanidad. Había sido la década más ridícula, frívola y vacía de contenido de la historia. Los 80 eran humillados constantemente por sus hermanos mayores, los 70 -polítizados, idealistas- y menospreciados por su hermano menor, los 90, más frescos y tecnológicos. Con el tiempo, tímidamene, la moda comenzó a rescatar algunas cosas atrevidas de los 80. Y el cine se quedó sin ideas y empezó a rescatar a los clásicos y no tan clásicos de una década prolífica. Y la música, que le había hecho la cruz al sonido ochentoso, cambió de idea en un momento; el pop de los 80 dejó de ser lo más grasa del mundo y pasó a ser divertido y hasta cool. Las dos posturas, extremas, me llevan a una reflexión obvia: los 80s nos dejaron cosas buenas y cosas malas.
Me pasé una vida entera rescatando lo mejor de la década del 80. Ahora bien, me parece que a la industria se le fue la mano con el tema del revival en los últimos años. Todos los homenajes, remakes, ambientaciones ochentosas y homenajes dejan una sensación errónea de que los 80 fueron una década inolvidable que cambió la historia de la civilazación. Y no fue así. Y por oposición, los 90 no existieron, fueron una bazofia materialista y desinteresada que le quitó las ganas de vivir a una generación entera.
Los 80 fueron unos años bastante ridículos. Eso rinde bien desde el punto de vista visual. Pero nadie quiere volver a los 80, por más de que una, dos o tres industrias nos lo quieran hacer creer.
En los próximos días me voy a poner a estudiar el tema con un poco más de profundidad y comentar punto por punto por qué me parece que los olvidados 90s fueron mejores que los 80s.
(continuará)

martes, 14 de agosto de 2012

Un recuerdo de hace un tiempo atrás

Chequear fecha de estreno (junio 2003) y valor de la entrada (6pe) para ver a Neo y compañía aterrizar en Zion.

lunes, 13 de agosto de 2012

miércoles, 8 de agosto de 2012

Un recuerdo de no hace tanto tiempo atrás

De cuando se podían comprar dólares en el banco. A $4,28.

martes, 7 de agosto de 2012

La prueba

Hace 31 años (1981) el padre era capturado por la cámara en una demostración de destreza extrema
2012: la "prueba", ahora en versión Pedro

lunes, 6 de agosto de 2012

Cama elástica

Cuando era chico (8, 9, 10 años) pasaba temporadas de verano enteras arriba de las colchonetas de la playa. Pagábamos los 20 pesos uruguayos que nos hacían dueños de la cama elástica durante 5 minutos. Era el momento para experimentar los límites de la inconsciencia. Saltar lo más alto que se podía pero no sin perder el miedo a rebotar mal sobre un borde. Andaba dando vueltas la historia del chico que había caído de cabeza sobre el borde y quedó medio turuleto. La historia, real o no, inventada por los padres o basada en hechos reales, era el freno de mano para nuestra escalada hacia el cielo. Si eras valiente te animabas a tirar la mortal. Y si eras más valiente hacías la mortal para atrás. Yo, como era el primo más grande, hacía las dos mortales. Nos hacíamos amigos del dueño y a veces nos dejaba saltar gratis.
Y resulta que más de 20 años después me vengo a enterar de que lo que estaba practicando en la playa era una disciplina olímpica. Haberlo sabido antes...

martes, 24 de julio de 2012

Diccionario Pedro

(actualizado al 24/07/2012)
Agua: Agua
Hola: Hola
Mama: Mamadera
Mamaaá: Mamá
Papaaá: Papá
Ashh: Luz
Ishh: sal
Anana: Banana
Tota: torta
Tapa: tapa
Raff: Perro (onomatopeya)
Shhhh: Avión (onomatopeya)
Ammmm: Moto (onomatopeya)
Ahí ta: Ahí está
Tata: Julio Luis Piacentini
Fufa: Estufa
Flaflufla: Pantufla (?!)
Siya: Silla (también, Mi silla)
Tutú: auto
Tuto: caliente
Atita: Galletita
Pisa: Pizza
E Beby: Beby (bisabuela)
Eche: Leche
Si:
No: No
Atíto: Albertito
Pipí: pis
Eso: Queso
Papa: Comida
Pepe: Sapo Pepe
Nana: Rana Kermit

jueves, 19 de julio de 2012

Liberen las Toddy

Hoy por la mañana pasé por un kiosco que exhibía orgulloso el cartel que se ve en la foto de arriba, aquel que con letras de marcador negras sobre un fondo de cartulina recortada anuncia “Hay Toddy”. Arriba del cartel estaban las tan mentadas galletitas Toddy en su presentación pequeña de seis unidades. Cuando comenté els (para mí) curioso aviso en el trabajo me di cuenta de que me había perdido algo y que llegué tarde a una polémica intensa, reveladora e intrascendente (de esas que me gustan tanto).
En caso de que no se hayan enterado, copio parte de la nota de infonews del 17 de mayo en donde relata la cuestión.

Fueron un éxito en su aparición, apenas hace dos meses. Pero desaparecieron de los comercios hace días. Hoy son casi "inconseguibles". Son las galletitas Toddy, que despertaron pasión y "adicción" en algunos paladares.
¿Qué pasó que no están más en los kioscos, ni en los supermercados, minimercardos y en los denominados "Súper chinos"? Se tejieron decenas de hipótesis. Forma de publicidad marketinera, conflicto judicial con su rival (Pepitos) y usuarios desabastecedores que tienen bajo llaves en su propiedad cientos de galletas Toddy, entre otros rumores.
(…)
Esteban Agost Carreño, gerente de comunicación de Pepsico Cono sur, contó y develó el misterio: "La realidad es que se generó un desabastecimiento ante tanto consumo y ante la creciente demanda".
(…)
Sobre la situación actual y lo que se viene con respecto a las galletitas Toddy, explicó: "Estamos encaminados a normalizar la producción. Antes de fin de mes ya se va a haber regularizado el tema, y va a haber el mismo nivel del circuito comercial que había antes de esta gran demanda". Y prometió: "Durante la primera semana de junio vuelven las galletitas a los comercios, van a estar en todos los puntos de venta".

Parece que el tema de las Toddy y su desabastecimiento fue muy comentado en redes sociales y en mis propias narices hace unas semanas. Hasta se llegó a decir que –debido al fuerte descalce entre la demanda y el faltante de stock- hubo stoqueo, reventa de Toddy en Mercado Libre y que en un súper chino de algún lugar de Buenos Aires habían puesto un cartel que advertía “Galletitas Toddy: sólo para clientes”.
Antes de eso, en marzo o abril, había probado las Toddy. Las vi en el supermercado y me llamó la atención el precio (son caras) y la marca que tomaba el nombre de la competencia ochentosa del Nesquik. Me gustaron, pero me parecieron pretenciosas y un poco demasiado mantecosas. En el medio pasó la historia que acabo de comentar.
A pesar de que quien comentó lo del cartel de “Toddy, sólo para clientes” jura que la historia es real, no me imagino a un súper chino haciendo eso. Aunque no confesó que el cuento haya sido en realidad una leyenda urbana, la foto cartel nunca apareció.
Hoy, las Toddy ya se están volviendo a conseguir con cierta facilidad en los canales de venta habituales.