jueves, 30 de diciembre de 2010

Los enemigos de Nochebuena y Año Nuevo*

* Para mayor información sobre el tema, dirigirse a nachef.

"Los huevos rellenos"


"El pionono"


"El vitel toné"


Por unas Fiestas 2011 con más asado y croquetas...

¡Feliz año para todos!

martes, 28 de diciembre de 2010

Las películas de 2010 que no vi y tengo que ver

Con el embarazo y la posterior llegada de Pedro una de las primeras cosas que tuvimos que resignar es el tiempo-dedicado-a-otra-cosa-que-no-sea-el-bebé. En ese sentido, sentarnos a ver una película y concentrar nuestra mirada en el televisor durante 90 minutos o más es una actividad que quedó atrás en el tiempo.
Y no es que se extrañe. Los que sean padres entenderán y los que no ya verán. De más está decir que es mucho más lo que se gana...
Ahora, pasado el primer trimestre de vida en la superficie terrestre de Pedro, la cosa tiende a ir acomodándose más. Así que tal vez este verano me ponga al día con algunas de las películas que se estrenaron este año. De la lista Most Popular Feature Films Released In 2010 de IMDB elijo 5 en este orden de prioridad (aunque me doy cuenta de que las últimas 3 todavía ni siquiera se estrenaron, por eso fue que no las vi):

1. Red social (2010)A story about the founders of the social-networking website, Facebook. Dir: David Fincher With: Jesse Eisenberg, Andrew Garfield, Justin Timberlake Biography Drama History 120 mins.

2. El origen (2010) In a world where technology exists to enter the human mind through dream invasion, a highly skilled thief is given a final chance at redemption which involves executing his toughest job to date: Inception. Dir: Christopher Nolan With: Leonardo DiCaprio, Joseph Gordon-Levitt, Ellen Page

(todavía no se estrenó en Argentina)
3. Little Fockers (2010)Family-patriarch Jack Byrnes wants to appoint a successor. Does his son-in-law, the "male nurse", Greg Focker have what it takes? Dir: Paul Weitz With: Ben Stiller, Teri Polo, Robert De Niro Comedy

(todavía no se estrenó en Argentina)
4. Black Swan (2010)A thriller that zeros in on the relationship between a veteran ballet dancer and a rival. Dir: Darren Aronofsky With: Natalie Portman, Mila Kunis, Vincent Cassel Drama Thriller 108 mins.

(todavía no se estrenó en Argentina)
5. True Grit (2010)A tough U.S. Marshal helps a stubborn young woman track down her father's murderer. Dir: Ethan Coen, Joel Coen With: Jeff Bridges, Matt Damon, Hailee Steinfeld Adventure Drama Western 110 mins.

jueves, 23 de diciembre de 2010

Quarterly Report

  • Peso: +\- 6kg
  • Altura: +\- 60cm
  • Pelo: rubio, poco
  • Ojos: indefinidos
  • Nariz: respingada, chiquita
  • Boca: grande
  • Orejas: tirando a grandes; dumbescas
  • Cachetes: medianamente rechonchos
  • Panza: redonda
  • Brazos: rechonchos
  • Manos: grandes
  • Piernas: grandes
  • Pies: grandes
  • Dedos: 20 (10 en manos, 10 en pies)
  • Sueño: mejor
  • Cólicos: en retirada
  • Padres, abuelos, tíos, amigos: felices

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Las ferreterías siempre tienen todo

Entro en un lugar lleno de cosas. Cosas caóticamente ordenadas. Es difícil de describir cuáles son esas cosas. Es una ferretería, bah...
Entre todas esas cosas se asoma una pequeña rendija del luz desde la cual alcanzo a ver la cara del que atiende. "Sí", me dice sin preguntar. Empieza el diálogo:
-Hola, ¿tenés una bombita como esta? (saco de una bolsa una lámpara dicroica rarísima).
40 segundos más tarde el vendedor vuelve con la bombita.
-¿Qué más?
-Necesito también... eee.... ¿viste esas bisagras que tienen los muebles de cocina?...
Sin contestarme desaparece. A los 35 segundos vuelve con una caja llena de distintos modelos de bisagras para muebles de cocina.
-¿Cuál necesitás?
-Una como esta. Saco de la bolsa una bisagra vieja, rota, oxidada. La compara con una y decreta que esa es la que necesito.
-¿Qué más? Pregunta como si estuviese apurado (en el local no hay nadie más que nosotros dos).
-Sí, también quería ver si tienen esos cosos para ponerle a las canillas para ponerle a una manguera...
-¿Chupete de goma?
-Sí, no sé cómo se llaman...
Se va y vuelve con el chupete de goma.
-¿Qué más?
-Y dame un pedazo de manguera también, por favor.
Corta la manguera.
-¿Qué más?
-Nada más, ¿cuánto es?
Esta ese la mejor parte. Porque siempre, por ignorante, creo que va a salir el doble de lo que termina saliendo. Pago y me voy contento caminando por la calle con mis cosas.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Postales del (bodegón) Norte

Me debía la visita al mítico restaurant Norte, uno de los principales bodegones porteños siempre reseñados en las notas sobre el tema. A pesar de ser vecino laboral del lugar desde hace más de tres años, nunca había atravesado las puertas de ese templo que siempre acostumbra tener cola en la entrada.
La compañía de ocasión de Albertito fue la excusa para terminar con la veda y descubrir por fin los secretos de Norte.
Por pereza para describir el lugar tomo prestado el texto de la nota de Perfil:
"Rogelio Alvarez, también español pero nacido en Pontevedra y dueño del tradicional restaurante Norte en Talcahuano 953, al lado de la pizzería El Cuartito, confiesa: 'A la gente le gusta la combinación buen precio, lugar acogedor y buena comida. Acá vienen artistas del Maipo y gente de todos lados. Esto es mi vida, trabajo en esto desde los 16 años'. Alvarez resalta platos caseros de la casa como polenta, albóndigas, locro o pollo a las dos olivas."
En este caso no hubo albóndigas sino milanesa napolitana y tortilla de papas.


Y un capitúlo aparte merece la decoración del lugar. A imagen y semejanza de sus primos Las Victorias y El Cuartito, las ornamentaciones que adornan a Norte incluyen vinos prolijamente acomodados pero también reminiscencias futboleras de antaño, pósters de películas y platos firmados por Del Potro y otras glorias que pasaron por el lugar. Y los platos caseros además de encontrarlos en el menú se pueden leer también pegados en la pared:

El restaurant Norte queda en Talcahuano 953.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Tema del año

No puedo parar de tararear Fuck You, el tema del año que canta ese negro que se hace llamar Cee Lo Green. Suena en mi cabeza una y otra vez y se me complica sacármelo de encima.
Ensayo mi mejor falsete para cantar cualquier cosa menos "I see you driving 'round town with the girl I love and I'm like..."; pero sí grito con énfasis el Fuck you! y sobre todo el ooo ooo ooo.
A Agus no le gusta que grite y me reta cuando lo hago...

martes, 14 de diciembre de 2010

Una buena noche (de comida hablo)

Aprendí la diferencia entre torta-bomba de chocolate y "Millefeuille de pistacchios con cremaux de chocolate con leche praline" y que carne con papas no es lo mismo que "Lomo en salsa de hierbas frescas, papas fondant y vegetales de temporada".

Sucedió hace dos semanas.

domingo, 12 de diciembre de 2010

La mejor manera de guardar las bolsas de supermercado

Hace unas semanas comentamos el tema cuando debatimos acerca de las bolsas de supermercado. nachef fue quien dividió a la historia de la organización doméstica en un antes y un después de esta cuestión bolseril.
¿Quieren saber de que se trata? Tendrán que ver este video (muy casero pero con alto valor testimonial):



(las delicadas manos y la propiedad intelectual del ¿invento? son las de Dai, novia de nachef)

viernes, 10 de diciembre de 2010

Personajes del año


Algunos de los verdaderos personajes del año 2010 que la revista Gente olvidó incluir en su tapa:


Diana Arroz (¿Quién no cantó hasta el hartazgo "hoy hice arroz..."?)

***



El Pulpo Paul (Por si no lo recuerdan, este año hubo un Mundial)

***


Julian Assange (Este se coló a último momento; hace dos meses nadie sabía quién era y hoy hasta mi abuela sabe lo que es WikiLeaks)

***

jueves, 9 de diciembre de 2010

Gurú

No es para presumir, pero...
  1. La semana pasada la FIFA anunció que los Mundiales 2018 y 2022 serán por primera vez en Europa del Este (Rusia) y Medio Oriente (Qatar). Mucho tiempo antes, el jueves 1° de julio de 2010, este blog comentó acá: "Por lo que se ve, la FIFA sigue firme en el propósito de llevar los mundiales a los países emergentes que pueden ser clave para el futuro; así lo hizo con Brasil. Y, en esa línea, probablemente Rusia termine teniendo el favor. (...) Y el 2022 probablemente lo tenga Qatar a fuerza de sus petrodólares". Las candidaturas de España-Portugal y EE.UU. eran las preferidas para el 2018 y 2022 así que no nos la jugamos por la fija ni siquiera.
  2. El domingo pasado este espacio pidió Billete de 200 pesos YA para combatir a la demanda de violetas generada por la aceleración de la inflación. Un día más tarde y durante toda esta semana comenzaron a florecer como hongos este tipo de notas en donde da cuenta de la falta de billetes.

Para predicciones 2011: 0810-555-UNMIGONE (3,75 pesos más IVA el minuto)

domingo, 5 de diciembre de 2010

Billete de 200 pesos YA


Hace ya unos años que la economía del país demanda un billete de 200 pesos. Un billete poderoso, que haga que cuando uno lo tiene en sus manos se ponga nervioso.
Todo bien con los Rocas violetas pero cada vez sirven para menos y, devaluación mediante, dejaron de ser intimidantes. A mí por lo menos se pelado con barba candado ya no me mueve un pelo. Necesito sentir algo parecido a lo que viví la única vez que tuve esas cartulinas gigantes de 200 euros en mi mano (hay de 500 también, pero no me daba el cuero). Esa adrenalina que genera el "si lo pierdo me mato".
¿Hay proyectos para emitir billetes de 200 pesos? Sí. Debe haber varios, aunque este cuya fuente cito (:El Parlamentario) es bastante reciente. La propuesta es del senador nacional Pablo Verani y se llama “200 años, 200 pesos”. "El billete tendrá circulación legal y se incorporará a la existencia de billetes y monedas hoy en curso en el sistema monetario argentino, en consonancia con la conmemoración de los 200 años de la Patria", dice el artículo. Sin embargo, en esta versión refritada de la nota en La Nación se comenta que "el Gobierno se resiste a impulsar la circulación de billetes de mayor denominación por el impacto que una emisión de este tipo podría tener sobre expectativas inflacionarias que ya son elevadas. Pero, según calcularon en la consultora Econviews, en la actualidad, el billete de $ 100 rinde apenas $ 27 si se lo considera en términos reales y a precios de 2001, algo que puede comprobar cualquier ciudadano cuando consume". No le perdonan, tal vez, la Campaña del Desierto a Roca y por eso le devalúan cada vez más el billete.
¿Y Qué (pseudo)prócer debería estar en el billete de 200? Hace poco lo escuché a Pacho O'Donnell decir que tendría que ser una mujer y nombró a dos: Evita y Juana Azurduy. Son dos clichés políticamente correctos para la gilada, pero pueden ser. También me parece que Nicolás Avellaneda, el presidente más joven que tuvo la Argentina, podría ser un candidato natural al billete. Pero mejor, habría que pensar bien en quién, pondría alguna figura política del siglo XX; todos los billetes tienen impresas las caras de tipos que hicieron las cosas hace más de 100 años y estamos en el siglo ¡XXI!

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Lovin' SNF & MNF

Descubrí hace unas semanas el encanto del SNF y el MNF de la NFL.
Como son demasiadas siglas para un copete procedo a aclarar:
  • La National Football League (NFL) es la asociación que coordina máxima categoría del fútbol americano (Just Football en el país del norte o futból en México)
  • El Sunday Night Football (SNF) es el partido más importante de la fecha, equivalente en cuanto al horario al partido de River o Boca en el Fútbol para Todos nuestro.
  • El Monday Night Football (MNF) es la última cita de la fecha y suele estar animada por un partido de los más importantes.
En ambos casos, la transmisión de los partidos ocupa un despliegue importante del prime time televisivo del domingo y lunes.
Para mí, encontrar emoción en los juegos de fútbol americano fue un alivio que me permite esquivar las aburridas-largas-charlas de la Abuela con Susana o en el chorreo de grasa de los Fantinos, entre otras malas opciones, sobre todo el domingo.
Descubrí por fin al famoso deporte-show, un juego de estrategia y poder en donde manda el entretenimiento por sobre todas las cosas. Logré descifrar las nociones básicas del reglamento (no es tan difícil), entendí la función del quarterback (mariscal de campo), del receptor, del pateador, de la defensa. Comencé a reconocer a algunas de las estrellas de la NFL, a algunos equipos de las conferencias que la componen...
Todavía me falta comprenderlo. Me siento por momentos como las mujeres que durante el Mundial (de fútbol) preguntan una y otra vez sobre el offside o si Bastistuta sigue jugando.... ¿Para qué es la toalla? ¿Qué son los castigos? ¿Cuándo se aplican? ¿Cuántos jugadores tiene el entrenador en su plantel? ¿Cómo se comunican con los jugadores? ¿Por qué ese equipo marca Motorola es tan grande? ¿Quién arma la jugada? ¿Cuáles son las funciones de los que le abren paso al que corre? (y 30 o 40 preguntas más que no se me vienen a la cabeza ahora).
Me divierten los relatos de Eduardo Varela y los comentarios de Pablo Viruega por ESPN y el análisis de John Stucliffe en el campo de juego. Estos tipos viven el deporte con mucha pasión, se emocionan con los "tochdauns" (con la O bien fuerte) y gritan ¡in-ter-cep-ción! cuando el mariscal realiza un mal pase. Me hace gracia como hablan estos chavos. Y también me causa risa que traduzcan los nombres de los equipos (por ejemplo, los "Vaqueros" de Dallas).
Queda bastante por aprender y por conocer, pero desde hace una semanas la necesidad ver en vivo un partido de la NFL ha ingresado de cabeza en mi lista de nomemuerosin...

jueves, 25 de noviembre de 2010

NO a la vereda del sol

Hace unos años, en una reunión de trabajo, un cliente repitió unas cuatro o cinco veces la misma frase: "Hay que andar por la vereda del sol". Se refería, claro, a la vereda buena, aquella donde el sol supuestamente hace que florezcan los negocios. Era (es) una metáfora, una frase hecha tal vez... pero el problema es que esa frase la pronunció y machacó un 15 de diciembre.
Camino todos los días al trabajo y no pasa una sola mañana (o tarde) en la cual no me acuerde de él y su frase, sobre todo a partir de noviembre.
La vereda del sol es un concepto bastante relativo. Si estamos en Moscú, o New York quizás, en pleno enero, tal vez busquemos a la famosa vereda. Pero si nos encontramos caminando por las calles de Rio de Janeiro en esa misma fecha les aseguro que buscarán la más mínima rendija de sombra que exista y la valorarán como si fuera la última Coca Cola del desierto. En los lugares donde manda el crudo frío el sol puede ser una bendición, pero allí donde la temperatura apenas supera los 23 grados C° el sol es un enemigo al que hay que huirle. Y si siguen creyendo que andar por la vereda del sol es algo bueno hagan la prueba. Inténtenlo mañana que está pronosticada una máxima de 33°.
Yo, por mi parte, voy para la vereda de la sombra. El sol sale por el Este así que por suerte hasta el mediodía los edificios que dan al río lo tapan muy bien y arman un linda y placentero resguardo fresco para caminar.
Lo mejor de este post es que me hizo acordar al gran tema de Serú Girán:

lunes, 22 de noviembre de 2010

Campeonato LatAm de feriados

La empresa en donde trabajo (creo que es la primera vez que voy a hacer un comentario del ámbito laboral así que procuraré no ir más allá de lo "permitido") tiene oficinas en Miami, New York, México (DF), São Paulo, y Buenos Aires. Los HQ están en Miami. Si bien la mayoría de los empleados son latinos, la cultura de trabajo tiene que llega desde allí tiene un estilo 100% USA.
Los feriados, en ese sentido, son fechas que a veces atentan contra la productividad. Es que en el gran país del norte las fechas no laborables son pocas y, salvo Thanksgiving y tal vez Navidad, son relativizadas si es necesario. Es decir, si hay deadlines que cumplir y es Columbus Day, no importa. Todos a la oficina.
Acá (y en el resto de América Latina) eso no sucede. Los feriados suelen ser más feriados que allá y la gente suele respetarlos. Tenemos además muchos más feriados que los gringos. Y eso, desde arriba, es percibido con cierto recelo. Hasta ahora, Brasil era el país con más feriados. Por eso, os irmaos brasileiros, eran víctimas del mote de vagos por la gran cantidad de días en los que cierran o escritório.
Con la incorporación del nuevo calendario de feriados made in Cristina 2011, creo que los argentinos pasamos al frente en el ranking de feriados. Hice un estudio no exhaustivo de esta fechas en la Argentina, Brasil y México que arroja estos resuldados:
En los 14 feriados que los argentinos tendremos el año que viene no están incluidos los puentes, una atribución que creo que los brasileños también se toman, ni los feriados que se mueven porque caen sábado o domingo (Navidad y Año Nuevo 2011, por ejemplo).
Espero que los jefes no se aviven y que los vagos sigan siendo los brasileños... mientras tanto, me voy a disfrutar de un nuevo feriado. Chau.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Ya pasaron los 90 días para cerrar Fibertel

Como era presumible, ayer se cumplió el plazo para cerrar Fibertel y nada pasó. La empresa sigue vivita, coleando y presentando nuevos servicios como ese nitro de 6 megas tan visto en televisión.
En el sitio de la Jefatura de Gabinete todavía está el comunicado oficial de Planificación, con fecha del 19 de agosto. Dice la gacetilla: "Por medio de la resolución 100 del Ministerio, firmada por el secretario de Comunicación de esa cartera, Carlos Salas, se anunció la caducidad de la licencia para prestar el servicio por parte de la empresa del Grupo Clarín. El ministro explicó que los usuarios del servicio deberán migrar de empresa, en un plazo máximo de 90 días, y la Comisión Nacional de Telecomunicaciones asesorará a aquellos que lo requieran."
Personalmente, no estuve a favor del cierre de Fibertel por más argumentos legales que el Gobierno pudiera tener. Soy usuario de esa empresa y como casi todos los clientes del proveedor de Internet sufrí más de una vez su servicio (o, mejor dicho, su falta de...). No me preocupé ese jueves 19 de agosto ni me gasté en pensar qué sería de mi vida sin Fibertel. La decisión absurda sobre a quién puedo elegir y a quién no para que me dé un mal servicio parecía que decantaría sola en su momento. Y así fue. A las dos o tres personas que durante eseos días me dijeron "vos que sabés, ¿qué va a pasar con Fibertel?" le dije que no sabía pero que era muy poco probable que en 90 días Fibertel deje de existir.
Lo que sí me llamó la atención fue que no encontré noticias, ni de ayer ni de hoy, advirtiendo que los 90 días de plazo máximo ya se cumplieron. Por eso lo escribo yo. Lo más próximo a la fecha fue esta nota de Clarín hablando sobre nuevos amparos para extender el plazo por 120 días más.
Lo que sí encontré fue esta herramienta muy simple que permite calcular el tiempo que pasó entre dos fechas y allí me di cuenta, casi de casualidad, de que el cierre de Fibertel debía ser ayer (hoy van 91 días). Como no vi nadie saliendo con cajas de cartón del edificio de la empresa, me puse a buscar otras fechas relacionadas con promesas incumplidas.
  • "El boleto único estará listo en 90 días": el 4 de febrero de 2009, la Presidenta anunció que ense instrumentará el sistema de boleto electrónico único para el pago de pasajes de colectivo, subterráneos y trenes y dejó una ventana de 90 días (otra vez 90) para su instrumentación. Más adelante, De Vido aclaró que eran 90 días hábiles y no corridos. Hasta hoy han pasado 652 días y sólo el 3% de los colectivos tiene el maravilloso sistema SUBE.
  • 1000 para limpiar el Riachuelo: el 4 de enero de 1993, cuando era secretaria de Recursos Naturales, María Julia Alsogaray prometió que el Riachuelo estaría limpio en 1.000 días. María Julia era una de las funcionarias favoritas del presidente Carlos Menem, quien salió a respaldar el anuncio con un pronóstico disparatado: "En 1995 vamos a ir allí a pasear en barco, a tomar mate, a bañarnos y a pescar". Hasta hoy pasaron, según TimeAndDate, ¡6527 días!

Última oportunidad a Twitter

Hace unas semanas (11 para ser exacto) intenté darle una segunda chance a Twitter. Comenté allí que de entrada esta red social no me había gustado pero que todos los enfermos que tuitean adictivamente aseguran que es un camino de ida. Dejé de lado mis prejuicios y empecé a intentar interactuar en el mundo de 140 caracteres. Incluí un gadget al costado del blog, invité a seguirme, me inspiré, escribí, tuiteé (o tweetee, ¿cómo se escribe?)... me aburrí y me desinflé. Y abandone... en su agonía, lo dejé morir lentamente. Y borre la ventana de updates.
A veces, casi siempre cuando camino por la calle, se me ocurren cosas, temas tuiteables, potenciales mensajitos sub-140 caract que después olvido.
Ahora, de la mano de mi nuevo objeto de deseo y su correspondiente app decidí darle una nueva oportunidad al pajarito. La tercera. La última me parece.
Tuitearé y seré millones, o miles, o cientos, o decenas, o 19, como ahora.
Volví a poner el gadget. Si quieren seguirme, estoy en @unmigone. Y si quieren que los siga, también.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Las bolsas de Disco son las mejores



Las bolsas del supermercado Disco están muy por encima de las de Coto y Carrefour en cuanto a tamaño, resistencia y calidad...
Son ideales -además- para usar como bolsas de residuos...
En casa, sin embargo, no las usamos para eso y, de ser posible, las evitamos (porque usamos las típicas bolsas de plástico de súper que usan las doñas para ir al almacen)...
Disco pone en sus bolsas descartables una leyenda para que se reutilicen las bolsas con las que hacemos las compras (¿se referirán a esas bolsas o a las que son un poco mejor como las que usamos nosotros?)...
Mientras busco una foto para ilustrar esta entrada me acuerdo de cómo Daiana dobla en su casa las bolsas en forma de triangulito para guardarlas...

jueves, 11 de noviembre de 2010

Herramienta prostituida

Estaba leyendo casi por inercia una típica entrevista de la sección Personajes de la revista Noticias, en este caso al ignoto actor argentino Alberto Ammann (32) (me parece muy buena la idea de poner la edad al lado del nombre en las notas).

Las letras fluían de manera intrascendente y con mucha pasividad pasaban las mediocres preguntas y respuestas:

¿Cuál fue el primer contacto con la actuación? (Respuesta aburrida) ¿Qué lo decidió a emigrar? (Respuesta típica) ¿Cómo se explica ese salto del anonimato a protagonizar una película? (Respuesta con anécdota bastante floja)

De pronto una pregunta (o mejor dicho, su respuesta) por fin capturó la atención de una neurona profunda:

NOTICIAS: Siendo hijo de un político, le interesa el tema (es hijo de Luis Alberto Ammann, ex candidato a presidente por el Partido Humanista).
AMMANN: Muchísimo (sin dudar). La política es la herramienta más prostituida, pero la única que podemos utilizar para acercanos, con todas sus dificultades, a una posibilidad de cambio organizado.

Sin quererlo y sin esperarlo, la frase me dejó pensando.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

NO a la doble uve

Ya salieron mil notas sobre el tema y la RAE sigue haciendo de las suyas con el castellano.
Todavía no está oficializado y el texto básico de la nueva "Ortografía de la lengua española" será definitivo sólo si lo ratifican los máximos responsables académicos el próximo 28 de noviembre en Guadalajara, pero parece que vamos a tener que volver a las clases de lengua (y sigo sin saber si todavía vale la pena preocuparse por la ortografía).
Entonces, de los cambios que proponen los académicos reales, hay algunos que no me molestan, otros que me parecen bien y uno sobre todo que me enferma (sí, el del título)

  • Ch y ll ya no son letras del alfabeto (OK, chau y gracias a la Ch y Ll por sus servicios prestados durante estos años)
  • Se acuerda que se puede no tildar el adverbio solo y los pronombres demostrativos incluso en casos de posible ambigüedad (bueno, ya casi nadie usa los tildes, no solo para solo [léase sin tilde ninguna de las dos veces] sino tampoco en ninguna otra palabra que lo lleva)
  • Las siguientes palabras son ahora consieradas "monosílabas a efectos ortográficos" y, cualquiera sea su forma de pronunciarlas, se escribirán siempre sin tilde: guion, hui, riais, Sion, truhan y fie (más sobre tildes, ok, acepto, chau tildes entonces)
  • 4 o 5 y no 4 ó 5. Las viejas ortografías se preparaban pensando en que todo el mundo escribía a mano. La nueva no ha perdido de vista la moderna escritura mecánica: de la ya vetusta máquina de escribir al ordenador. Hasta ahora, la conjunción o se escribía con tilde cuando aparecía entre cifras (4 ó 5 millones). Era una excepción de las reglas de acentuación del español: "era la única palabra átona que podía llevar tilde". Sin embargo, los teclados de computadora han eliminado "el peligro de confundir la letra o con la cifra cero, de tamaño mayor". (me parece perfecto, nunca me gustó la ó entre los números)
  • La escritura con q de algunas palabras (Iraq, Qatar, quórum) representa una incongruencia con las reglas". De ahí que pase a escribirse ahora: Irak, Catar y cuórum (mmm, bueno, cuesta aceptarla pero habrá que acostumbrarse)
  • El prefijo "ex" se escribirá unido a la base léxica si afecta a una sola palabra: "exmarido", "exministro", "exdirector" y continuará escribiéndose separado cuando preceda a palabras compuestas: "ex capitán general". (me parece perfecto, todo junto será)

Hasta ahí más o menos lo puedo digerir, pero lo que más polémica me genera es -ya anunciado- lo que dejé para lo último:

  • La nueva Ortografía propone un solo nombre para cada letra: be para b; uve para v; ye para y (en lugar de i griega); doble uve para w;

No tengo problemas en decir ye y despedir a la i griega pero, ¿uve? ¿doble uve? ¡NO, NO, NO! Me resisto encadenado a la Plaza de Mayo. Antes de hacer salir de mi boca a la palabra doble uve prefiero decir nevera y ordenador ¡Doble uve no me la banco para nada! Lobby anti uve/doble uve ya. Señores que deciden el 28 de noviembre, el futuro está en sus manos. Usen su voto sabiamente.

martes, 9 de noviembre de 2010

Welcome Frivolity

Víctima del marketing perverso al cual nos somete la manzanita, sucumbí ante la tentación para dejar de sentir la insoportable necesidad de tenerlo. Cliqueé, pedí, compré y pagué (pagaré, en realidad).
Impulso, frivolidad, arrepentiemiento también.
Me gustó disfrutar de la experiencia de compra.
Para que se entienda lo que cuento tengo que mostrar-muy a mi pesar- la foto del unboxing. Acá va:

viernes, 5 de noviembre de 2010

movistar: atención al cliente es la opción 9

Quien alguna vez tuvo la suerte de llamar al número de atención al cliente de movistar (con minúsculas, como le gusta a la empresa ser llamada) ya lo sabrá:
  • Que llamar al *611 o 0800-321-0611 para resolver un problema del teléfono o de la línea es un programa chino.
  • Que el menú de opciones hasta que te ofrece hablar con un representante es leído por una locutora apurada que durnate casi 80 segundos te dice (palabras más, palabras menos):
  1. Presione 1 para denuncia robo, hurto o extravío… (no, gracias)
  2. Presione 2 para cambio de equipo (ya lo hice)
  3. Si no recibió su factura, presione 3 (no me interesa)
  4. Para saber todo sobre números free, presione 4 (tal vez en otro momento)
  5. Presione 5 para recarga de saldo (para eso llamo directamente al *444)
  6. Para servicios adicionales, presione 6 (¿más servicios?)
  7. Para conocer novedades y promociones vigentes, presione 7 (buuu)
  8. Para suscribirse a Speedy, presione 8 (ni a palos)
  9. Para ser atendido por uno de nuestros representantes, presione 9 (al fin eso es lo que quería)
  • Que una vez que presionamos 9 arranca el tema “Two Princes”, de Spin Doctors, como música de espera (un estreno).

  • Que casi siempre todos los representantes están atendiendo llamadas y ya se van a hacer un tiempo para atendernos.
  • Que cuando nos atienden suena un cordobés a veces incomprensible.
  • Que a veces se corta la llamada después de explicarle, inútilmente, durante 20 minutos el problema al representante.
  • Que cuando volvemos a llamar (después de un divertido tiempo de espera) nos atiende otra persona y le tenemos que volver a explicar todo de nuevo.
  • Que después de llamar tres veces por el mismo problema y que cada representante nos diga una cosa distinta, seguimos teniendo el problema…

miércoles, 3 de noviembre de 2010

domingo, 31 de octubre de 2010

Relojes que no están en hora no son relojes


El reloj del microondas siempre tira cualquiera. Imposible poder contar con él. Lo pongo en hora y, antes de que nos demos cuenta, un corte de luz, una barrida desafortunada o un cambio en los ajustes del sistema lo vuelven a 12:00.
El reloj que pusimos en la cocina no sirve para nada. Ya le cambiamos la pila tres veces; anda un par de días y se vuelve a romper. Pura decoración (y ni siquiera para eso funciona, no queda muy bien).
El reloj del equipo de música siempre está titilando en 12:00. Ni sé cómo se hace para ponerlo en hora.
Un reloj que no está en hora no es un reloj…
Además de los tres ejemplos compartidos, en casa tenemos la posibilidad de consultar la hora en: celulares (2), computadora, teléfono inalámbrico, televisión y PS3.
Sin embargo, siempre que quiero saber qué hora es voy directo a TN.

miércoles, 27 de octubre de 2010

"Hola, se murió Kirchner, Néstor"

Apenas pasadas las 10 de la mañana Cecilia Fernández, DNI 33 millones y pico, había ingresado en nuestra vivienda (nunca mejor usada la palabra “vivienda”) para completar el formulario B correspondiente al Censo del Bicentenario. Unos minutos antes acabábamos de terminar de desayunar y, sin saber a qué hora tocarían nuestra puerta, decidí prepararme (cambiarme) rápido para estar listo para el caso de que el deber cívico llamara enseguida y no a las 5 de la tarde como pensé que sería. La desconfianza partió de una intuición errada porque cuando todavía me estaba atando los cordones sonó el timbre.
Amablemente hice pasar a Cecilia para responder sentados las preguntas de mi cuarto censo (ventajas de los nacidos en el 80: a los 30 años ya cargamos con cuatro censos encima: 1980 [a mis 4 o 5 meses]; 1991 [a mis 11 años]; 2001 [21 años]; y éste [30]). Tenía pensados uno o dos chistes de ocasión y los hice. Por ejemplo, cuando preguntó si teníamos heladera y computadora yo le increpé: “si digo que no tenemos heladera por más de que esté la heladera atrás tuyo, ¿vos tenés que poner que no?”. Al respecto, la censista ni acusó recibo del comentario y se limitó a poner SÍ y seguir completando la información.
Pensaba en Pedro, que estaba desayunando (mamando) en la habitación de al lado, con la puerta entornada y la televisión baja. Este sería también su primer censo. Ventajas también de haber nacido en un año redondo. Cuando tenga 30 habrá completado también la misma cantidad de censos que el padre a su edad. Pensaba también en si valía la pena una entrada para contar eso acá, el censo en la Web 2.0. Pensaba en arriesgar un número sobre el total de los argentinos. ¿Cuántos somos antes de que salga el dato oficial? Acá va uno sin mucho pensar: 40.381.538.
Pensaba en muchas cosas pero no pensaba en eso. Nadie, me parece, podría estar pensando en eso.
Así, a mitad de camino, entre una página del formulario y otra, se asomó Agus con Pedro en brazos. “Hola, se murió Kirchner, Néstor”, fue la frase que usó para contarnos la noticia y que no olvidaré. En AM, magazine matutino de Telefé, Leo Montero ya había cortado el clima festivo con una motosierra, pedido un corte y a la vuelta confirmado la información. Y esa fue la primera fuente a través de la cual nos enteramos del deceso.
“Guau”, fue la primera palabra que salió de mi boca. Fue un guau de sorpresa, raro; de sorpresa, conmoción. A mi lado seguía sentada la censista. Murmuramos algunos comentarios, terminamos de contestar el formulario y despedí a Cecilia.
Me acordé de un mediodía de diciembre de 2001. Yo cumplía una pasantía en una agencia, mi primera experiencia laboral en Comunicación. La agencia festejaba con clientes su relanzamiento y cambio de nombre en Teatriz, un restaurant de la calle Riobamba. Unas mesas más atrás de donde estábamos sentados nosotros se llevaba a cabo otra reunión. Me hubiera gustado escuchar los temas que se trataron en ese almuerzo. El más famoso de los comensales era Rodolfo Terragno, por entonces ex ministro del entonces casi acabado gobierno de De la Rúa. Estaba también Miguel Bonasso, periodista (recuerdo su traje verde súperarrugado), dos personas más y un matrimonio del cuál ese día sólo reconocíamos la cara de la mujer, una senadora que salía en los programas de política criticando al Gobierno: era Cristina. Su marido, apenas identificado por nosotros, estaba también allí. Algunos meses más tarde, Néstor se convirtió en presidente. Si la memoria no me falla llegó con el 22 por ciento de los votos, post-bajada del ballotage de Carlo’.
Mi pasantía terminó abruptamente el 31 de diciembre de 2001. El país siguió, de alguna manera u otra, adelante. Nuestras vidas, la de Néstor y la mía, también continuaron sus caminos. Hoy, 9 años después, las vuelvo a juntar en una anécdota, la que se me cruzó por la cabeza cuando escuché la noticia.

martes, 26 de octubre de 2010

Chau Paul (2008-2010)


EL personaje del año...

lunes, 25 de octubre de 2010

Ahora también terminó Mad Men


Volví a sufrir el lunes pasado de un vacío similar al que sentí cuando terminó Lost.
Mad Men, la mejor serie del momento, terminó. ¿Para siempre? Por suerte no; pero, concluida la 4° temporada, no encuentro información certera sobre el inicio de la fifth season y no creo que eso suceda sino hasta bien entrado el año que viene.
¿Por qué Mad Men es la mejor de las series actuales? (si fuera un comercial de Yogs bajaría una guitarra y arrancaría el jingle ridículo en esta parte) Por muchas razones, pero sobre todo por la trama original que presenta.
(si ya vieron Mad Men pueden saltear los próximos seis párrafos)
Mad Men narra la historia de un grupo de gente que trabaja en una agencia de publicidad en Nueva York (de ahí su nombre, ya que es el mote que reciben los publicistas de las grandes agencias, cuyas sedes están (todavía hoy) en los edificios de Madison Avenue).
El dato, poco interesante, no creo que llame la atención a quien lea esto y dudo de que haga salir a la gente a correr a buscar los episodios de esta serie. Pero si menciona que la ficción basada en la vida de estos newyorkers-advertising-men transcurre en la década del 60 tal vez consiga que una o dos personas se sumen a los fanáticos de la serie.
El contexto de los 60s es clave para engancharse. Don Draper, el personaje principal, es un desertor de la Guerra de Corea devenido en Director Creativo de Sterling-Cooper, la agencia que más tarde va a tener su nombre en la pared. Betty, su mujer (o ex mujer, dependiendo de la temporada), es un ama de casa reprimida. Sus hijos crecen ¿felices? en una casa de los suburbios. Los socios de la agencia son viejos fiesteros; el resto de los ejecutivos de cuentas, directores y creativos también. Las mujeres no aspiran a no mucho más que ser secretarias. Las secretarias pasan a máquina todo lo que sus amos le demandan. Todos toman alcohol en horario laboral porque está bien visto. Está también muy bien visto fumar, incluso para las mujeres embarazadas. Todos visten impecables trajes y vestidos y manejan grandes autos tipo lanchas.
Aunque los personajes no lo saben, los 60s en esa parte del mundo eran años clave en la historia (por lo menos en la historia de EE.UU.). Todo estaba por pasar. La gente, según se muestra, vive en un aparente estado narcótico de felicidad que después entendemos que no es tal. La primera temporada empieza en 1960 y para la cuarta (la última hasta ahora) ya andan por el verano del 65.
Las referencias históricas son lo mejor de la serie: la disputa electoral Nixon-Kennedy, la muerte de Marilyn Monroe, la crisis de los misiles de Cuba, el asesinato de JFK, la pelea de Ali-Liston y el recital de Los Beatles en el Shea Stadium son apenas algunos de los acontecimientos en los cuales los personajes se ven involucrados. Personalmente, aspiro a que Mad Men siga hasta que termine la década y que Sally, la hija mayor de los Draper, se rebele contra el american way of life y termine viviendo junto con los hippies. Las cuentas, por la edad, darían bien.
Si se quieren enganchar con Mad Men y comentarla conmigo están invitados. Tienen casi un año entero para ponerse al día. En Argentina creo que la pasan en HBO. Si no, pueden bajarla de acá.
Está complicado embeber el video. Así que para ver una parte de un buen episodio de la primera temporada hay que hacer click acá.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Oda a Las Victorias

Conocí por primera vez la Confitería Las Victorias hace 3 años. Desde que empecé a trabajar cerca de este mojón de la gastronomía porteña habré entrado y salido de ese local unas 500 veces, a razón de 3 por semana durante casi 40 meses (¿da la cuenta?). Son muchas idas y venidas que me dejan bastante para comentar.

Las Victorias Delicias Argentinas SRL –tal es su razón social– es una confitería centenaria (¿cuántas otras panaderías/confiterías de Buenos Aires serán centenarias?). Para los escépticos, va una foto en donde claramente se ve el cartel de entrada que confirma orgullosa su trayectoria “Des e 1909” (es probable que ese mismo año se le haya caído a la marquesina la D faltante ya que desde mucho antes de que yo la conozca no está más).
Las Victorias tiene todo lo que una panadería tiene que tener. Me costó dos años encontrar la pizarra negra que exhibe la lista de precios; está escondida entre los muebles de las masas y el de las tartas, al lado de un adorno floral tipo ikebana y encima de un collar de ajos: ahí está todo. Esta pizarra me abrió los ojos al mundo cuando un mediodía de este verano descubrí que pebete era en realidad P.B.T. La foto no es muy buena pero tiene valor documental:
Aunque en la imagen no se lee bien, la pizarra lista el ABC de una panadería/confitería tipo: pan francés, pan “negrito”, miñoncitos, figacitas de manteca, cremona, P.B.T. (pebetes), facturas (a $16,80 la docena), sandwiches triples (comunes y especiales), masas secas finas y tortas (a 65 pe el kg, 40 el bizcochuelo).
Todo eso y mucho más es lo que Las Victorias tiene. Y es atendido por gente muy amable, mujeres en su mayoría, de todas las edades, prolijamente vestidas con camisas azules con el nombre del lugar bordado en letra cursiva.
Pero lo que realmente siempre me llamó la atención de esta panadería (lo que me motivó a agarrar la cámara para tímidamente intentar ilustrar esta entrada) es la decoración del local. Es una estética kitsch muy extraña pero que en conjunto genera una armonía y un equilibrio total. Para ello, se vale de objetos simples que procedo a enumerar: botellas de vino, botellas de sidra, botellas de champagne, estatuas de enanos, macetas con plantas artificiales, canastas con uvas de plástico y algún que otro cartel de ocasión con letras flúo.
Cada uno de estos elementos está prolijamente colocado y separado a una distancia prudente del otro en un orden particular como se ve en esta foto (de izquiera a derecha: champagne, vino, enano, champagne, vino, maceta, sidra, sidra, vino, enano, espumante, espumante, espumante, espumante, espumante, espumante, maceta, champagne, champagne, ikebana, sidra, sidra…)

Las Victorias queda en Talcahuano 921, entre Marcelo T y Paraguay.
¡Hasta Las Victorias siempre!

sábado, 16 de octubre de 2010

Remeras: cantidad necesaria


(Gracias a la globalización y Google Analytics pude dar cuenta -no sin cierta sorpresa- de que este espacio es leído al menos por un lector en países como México, Uruguay, Perú, Venezuela y España, entre otros territorios hispanoparlantes. Por eso, antes de empezar con el texto, hace falta aclarar que lo que en adelante llamaremos remera es lo mismo que en otros lugares se conoce como camiseta, franela, playera, polera, polo, camisola, chema o suéter [gracias Wikipedia].
Para ser honestos, la denominación
remera que acostumbramos usar en Argentina es bastante mala. Supongo que deriva del uniforme de los verdaderos 'remeros'. Sin embargo, si nos fijamos bien notaremosque los remeros no usan esa prenda. Yo, por lo menos nunca vi a un remero en remera, más bien suelen llevar puesta una musculosa.)

Me gusta vestir remeras, aunque sólo pueda usarlas los fines de semana, algún que otro viernes o durante las vacaciones; el resto de los días hábiles, el "uniforme" de trabajo demanda camisa. Las remeras, me parece, hablan de la historia de la persona, de su estilo de vida y de muchas cosas más. Aunque no pretendo hacer un tratado sobre sociología de la moda, realmente creo que podemos encontrar mucha más información que sobre uno mismo si repasamos las remeras que usó un individuo a lo largo de su vida. Yo, por ejemplo, puedo confesar haber sido víctima de varias ridiculeces como las remeras negras de Harley-Davidson y alguna que otra ñoñada con leyendas en inglés muy poco cool alla "Champion of the World" en colores fluo.
Acumulé muchas remeras inútilmente durante mucho tiempo. Las fui acaparando a través de distintos canales: regalos, compras impulsivas, promociones noventosas, herencias, etc. Un día, hace unos tres o cuatro años, tuve una revelación: me di cuenta de que, a pesar de tener un abanico de opciones muy amplio para elegir, siempre usaba las misas cinco o seis remeras. Para aquel entonces creo que llegué a contar unas 80 propias. Esa tarde tomé la decisión drástica de separar la paja del trigo y deshacerme (regalar) todo el algodón que lo único que hacía en mi ropero era juntar polillas. Me quedé con unas 30 remeras en una primera instancia. Más tarde fui paulatinamente desarrollando un sistema y una ecuación para saber cuál es la cantidad necesaria y suficiente que debemos tener en simultáneo y continué regalando las remeras innecesarias. Finalmente, después de darle unas vueltas en los últimos días, acabo de finalizar el teorema y a continuación comparto la receta para poder portar solamente una cantidad exacta de remeras:

(la receta es para una persona como yo, que no usa remeras para trabajar los días de semana)
Cantidad total necesaria de remeras: 15
Distribuidas de la siguiente manera: 7 buenas, 5 más o menos, 3 para dormir. (se consideran buenas a aquellas que se utilizan para salir a lucirlas, más o menos a las ex buenas que están un poco viejas pero les seguimos teniendo cariño y todavía pueden dar de sí y para dormir a las viejas y rotas (generalemnte blancas) que son cómodas para usar por la noche en la cama.
Siempre tenemos que tener 15 remeras: 15 es el número mágico ya que, si por alguna razón desaparecen los lavarropas de la Tierra, tendríamos reservas de remeras para al menos dos semanas, a razón de una por día. ¿Qué pasa entonces cuando ingresamos en el sistema una nueva remera (comprada o regalada, da igual)? Fácil: si la remera es buena, jubilamos a una buena y la convertimos en más o menos y a una más o menos la regalamos o la convertimos en para dormir si correspondiera, y así sucesivamente. Así, siempre tendremos la cantidad exacta y necesaria de remeras a nuestra disposición y aprendemos a desprendernos sin problemas de las cosas que no usamos.
¿Suena un poco freak todo esto?: Sí, totalmente. Pero invito a probar el sistema. Y comentar su experiencia.



jueves, 14 de octubre de 2010

Sobre el epílogo de Lost

Apenas terminó Lost (en Mayo) me apuré para dejar mis impresiones sobre el último episodio enseguida.
Uno de los comentarios que hice fue que me gustó la elección de los personajes que se quedan a cargo de la Isla. Ya pasaron varios meses, así que para los que no vieron el final voy a cagarlo diciendo que esos personajes son Hurley y Ben (tuvieron tiempo para ponerse al día, lerdos). También mencioné que me hubiese gustado verlos en acción. Obvio, la producción ya tenía todo preparado y se mandó con un epílogo corto que fue presentado en agosto y trata sobre ese tema.
Fui durante 6 años consumidor de todo lo que se ponía al aire y se decía y teorizaba sobre la cuestión; no dejaba pasar un día desde que se emitía para verlo. El final de la serie dejó un vacío que apenas puedo completar parcialmente todas las semanas cuando descargo los episodios de Mad Men, mi serie preferida en este momento. Cual novia despechada, no me interesó ver el epílogo apenas se filtró antes de lo previsto ni cuando fue oficialmente presentado. Recién ahora junté algunas fuerzas para verlo y acá van algunas reflexiones sobre los 12 minutos bonus de Lost.

  • En líneas generales, esperaba que si se presentaba algo más de Lost fuera para dar respuestas. El epílogo, en ese sentido, cumplió. Claro, no se pueden atar todos los cabos sueltos en 12 minutos sino que se optó por anudar apenas dos o tres cosas. Y eso está bien, creo...
  • Por lo que entendí, se pudo explicar el tema del aprovisionamiento y la comida que caía como maná en la segunda temporada. Faltaría responder (o entender, ya no sé) cómo se financiaba bien a esos dos delirantes que se mantuvieron el mismo trabajo durante ¡20! años...
  • El tema de los videos de Pierre Chang me tiene cansado, me parece una pavada. Pero me gustó que se haya explicado cómo funcionaba la estación Hydra y qué era ese cuarto en donde se le lavaba el cerebro al novio de la hija de Ben...
  • ¿El único loquero que hay en Los Ángeles es el Santa Rosa? ¿Por qué todos van a parar ahí? Me gustó verlo de nuevo a Walt; impresionante cómo cambió ese negro durante su adolescencia (qué coincidió con las 6 temporadas)...
  • ¿Walt a cargo de la Isla? Me parece una buena idea. ¡Pero nunca explicaron el tema de sus superpoderes! ¿Por qué mier... Ben le sigue diciendo que es especial?

Los que no lo vieron el epílogo en cuestión, pueden hacerlo acá:

martes, 12 de octubre de 2010

Aftermath

Sentado ya en mi puesto de trabajo me resigno y acepto la inevitable realidad de tener que volver a la rutina. Otra vez de nuevo de casa al trabajo y del trabajo a casa. Hacía casi 3 años que no me tomaba dos semanas de vacaciones juntas (y prometo no volver a hacer esa pavada de tomarme férias de a una sola semana a la vez).
Aunque cueste, hay que aceptar que pasaron las dos semanas y un poco más. Fueron las mejores vacaciones. El título de la entrada puede hacer referencia a secuelas negativas de lo que dejó el período de ferias, pero todo lo contrario. Aprendimos, conocimos, descubrimos, lloramos, comimos, dormimos. Seguirememos haciendo eso hasta el fin, pero a partir de hoy a un ritmo de vida "normal", cotidiano.
Me tomé una licencia de vacaciones para postear exclusivamente sobre Pedro y sus primeros días. Ahora, ya de nuevo sumergido en la rutina, creo que volveré a abrir el abanico de temas para descargar furias, plantear dudas, alguna reflexión y tal vez más polémicas.
Nos vemos daqui a pouco. Tchau.

sábado, 9 de octubre de 2010

50 millones


Más de 50 millones de argentinos vivos y muertos dando vueltas por el universo.
Y 22.429.378 de números me separan de él.
50 millones es mucho...

martes, 5 de octubre de 2010

FPP

Parece como que pasó una eternidad, pero llegó finalmente la fecha probable de parto (FPP), el due date como dicen los yankis. Era hoy, 5 de octubre, LA fecha en la cual se le habilitaba oficialmente la puerta al mundo exterior a Pedro.
Con su decisión de salir antes, me parece, ganamos todos. 12 días después el pequeño retoño ya es un gordo rechoncho que hace monerías festejadas amistosamente por los visitantes ocasionales y, obvio, por nosotros también. Hace todo lo que tiene que hacer: come, duerme, ensucia pañales, llora ¡respira!
Vive.
Le ganó 12 días a la vida. 12 días, me doy cuenta ahora, puede ser mucho. Para nosotros es muchísimo.
Ya pasaron casi dos semanas desde aquel jueves en el cual nos despertamos con más dudas que certezas. El gordito de Canal 13 anunciaba feliz el “verdadero” comienzo de la primavera ya que ese día -advirtió el meteorólogo durante un mes- es el momento en el cual se produce realmente el equinoccio que da origen a la estación más florida del año. Así que Pedro llegó con la primavera y punto. Comparte cumpleaños con Del Potro, con Bruce Springsteen y otras celebridades que no me acuerdo en este momento. Es de Virgo o de Libra, no sé muy bien ni me importa.
Hubo que ajustar algunas cosas para acomodarnos a la nueva vida antes de lo previsto. Nada grave. Adelantar vacaciones, acelerar trámites, cancelar paricipaciones en casamientos, guardar vestidos.
Y aprender a vivir con una nueva vida. Amontonar más basura que lo habitual (para desgracia de nuestro tacho). Aprovechar los horarios, el tiempo libre de la mejor manera posible.
Seguimos viviendo, seguimos disfrutando. Pedro vive. Viva.

domingo, 3 de octubre de 2010

Equilibrio


...la clave de la vida...

...¡qué difícil que parece encontrar el punto exacto!...

...y depende de cada pavada...

viernes, 1 de octubre de 2010

Babies Go... Sucks! But He Loves 'Em

Cuando Pedro estaba todavía en la panza, por recomendación de amigos, le hacíamos escuchar música. Queríamos que rockeara así que le pusimos las canciones que escuchamos nosotros hasta que nos dijeron que la batería perturba a los bebes y que no era recomendable llenar sus venas intrauterinas de rock. Buscamos y encontramos algunos temas más tranquilos y se los hicimos conocer, pero no era lo mismo.
Nos resistimos en todo momento a meterle los Babies go....(nombre de la banda), esa música de ascensor soporífera que siempre detestamos. Era más por un gusto personal nuestro que por otra cosa. Supuestamente concebida para relajar, de tanto pianito y ruidito la experiencia para un adulto como nosotros parecía insufrible. Lejos de distendernos, al tercer tema dan ganas de salir a la calle a voltear parquímetros a lo rugbier.
Cuando nachef y Dai nos visitaron en el sanatorio nos trajeron de regalo el CD (todavía existen los CDs) de Babies go Beatles. Se lo agradecimos mucho, aunque por adentro -claro- dudamos si cambiarlo más adelante o incluso si convenía confesarle nuestra aversión hacia esa música instrumental.
De vuelta en casa, en un momento de preocupación por el poco sueño, decidimos darle una última oportunidad con las esperanzas de que a Pedro sí lo relaje. Los resultados fueron casi mágicos. ¡Al mini unmigone le encanta esa música! La escucha, la siente, la disfruta hasta que cae seducido en los brazos de Morfeo. Se le nota en la cara, si pudiera hablar lo diría.
Así que me voy corriendo a buscar más de estas versiones para ponerle mientras está en su cucha.
Gracias y perdón por dudar de ti Babies go...

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Degustación de pañales

Pedro está muy bien y hoy salió a conocer el mundo por primera vez desde que llegamos a casa el sábado pasado. Al mejor estilo boxeador profesional, su pesaje dio bien en la báscula (y eso es bueno). Ahora queda completar los deberes que nos encargaron (vacunas, estudios, etc) y convencerlo de que el moisés es un lugar muy cómodo para dormir. Además, tal como nos habían advertido, hoy presenciamos en vivo un desastre de proporciones mientras cambiábamos el pañal. Pedro quedó todo manchado hasta la espalda y hubo que luchar y limpiar a toda velocidad para que el chorro loco no se vaya más allá de los límites del cambiador. Un pañal menos y una anécdota más...
Sobre ese tema también, entre las 30 dudas que nos olvidamos de consultarle esta mañana al pediatra estaba el tema de los pañales. Sumando los que habíamos estockeado antes de que nazca, más los del sanatorio y otros que compramos ya somos clientes de cuatro marcas diferentes:


  1. Sin marca ni modelo a la vista Son los que usamos en el sanatorio. Sencillos pero efectivos. Se bancaron bien las primeras y pastosas deposiciones.
  2. Huggies Recién Nacido Suave Capa absorción doble bloque diseño especial que ayuda proteger el ombligo Mucha presentación para unos pañales bastante comunes al fin y al cabo. En la bolsa anuncia que contienen motivos con los personajes de Winnie the Pooh. Pero las impresiones se resumen únicamente a imágenes Tigger y el propio Pooh. ¿Dónde están Igor, Piglet, Kanga-Rito, Buho y los demás?
  3. Huggies Classic Recién Naciodo AHORA con Cintas tipo ABROJO Es una versión menos sofisticada de los anteriores. Y andan parecido, pero el doble bloqueo ha fallado y traspasado las fronteras del plástico más de una vez. Sientan bien pero no parecen tan absorbentes.
  4. Pampers new baby oruga flex corte para el ombligo abraza y Protege suavemente Todavía no los probamos y me intriga averiguar más sobre esa oruga remolona.
Queda evaluar la opción pañaleras pero mientras tanto se aceptan consejos de padres experimentados.

domingo, 26 de septiembre de 2010

Hola, pequeño ser


El taxista, un hombre amable de unos 60 años, estaba muy comprometido con la causa. Por un momento –creo– se le cruzó por la cabeza la idea de que Pedro podría nacer en su auto y que sería nota de color en todos los noticieros de la tarde. No le molestó para nada que lo paráramos para hacer un viaje muy corto, de no más de cuatro cuadras. Desde el momento en que vio la panza no paró de hablar ni de hacer preguntas: ¿Cómo se va a llamar? ¿y de qué cuadro va a ser? ¿es el primero? ¿querés que saque la mano y empiece a tocar bocina para llegar más rápido? ¿ya está por nacer?
A esa última inquietud contestamos los dos a la misma vez con un enfático “no creo”. Faltaban 12 días para la FPP (fecha probable de parto) y teníamos una agenda muy cargada para estas jornadas previas: trámites, casamientos, cumpleaños, más trámites. No estaba en nuestras cabezas la idea de que el parto pudiera adelantarse; ni el bolso habíamos preparado. Pedro, en cambio, tenía otros planes.
“Vamos Peter todavía”, gritaba el tachero mientras estacionaba sobre la dársena de la Clínica y Maternidad Suizo Argentina el jueves pasado a las 10 de la mañana. Pedro no nacería allí, pero el equipo de parteras estaba trabajando en ese lugar durante la mañana. Dos horas antes habían empezado las contracciones y, tal como nos habían enseñado en el curso de preparto, anotamos en una bitácora la hora, intensidad y frecuencia. Parecían irregulares. Igualmente, a la hora y media, cuando al Sertal no le quedaba margen para hacerle frente al dolor, llamamos a Sara, la capa-partera. Nos preguntó por dónde andábamos. “Vénganse para acá que te revisamos y nos sacamos las duda”, ordenó cuando le comentamos que vivíamos a tres cuadras de la Suizo.
En el tercer piso de la clínica, confundida entre un mar de panzas, Agus quedó esperando unos minutos hasta que apareció la partera Vanesa, a quien habíamos conocido el viernes anterior en el primero de los monitoreos (eran tres, pero no hubo más) en el consultorio de Goñi y equipo, LOS médicos obstetras. Vanesa sería durante las próximas dos horas y media una especie de gurú espiritual del que no nos separaríamos más. Fue ella quien, ante nuestra incredulidad, avisó que el trabajo de parto había comenzado y que conoceríamos a Pedro ese día. “¿Hoy a la noche? ¿A la tarde?”, quisimos saber. “¡No! ¡ahora al mediodía!”, aclaró ante nuestra perplejidad.
Cuando por fin aceptamos que las contracciones eran ciertamente de parto, no quedó más que recoger las cosas y caminar del brazo de Vanesa las dos cuadras que separan a la Suizo del Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento.
El IADT fue la primera casa de Pedro hasta ayer a la noche y es el mismo lugar en donde yo nací hace algo más de 30 años. Es ese sanatorio que queda sobre la calle Marcelo T. de Alvear (aunque en la época de mi nacimiento todavía se llamaba Charcas, por eso hoy nuestros abuelos la siguen llamando así).
En el Diagnóstico no quedaba mucho tiempo para perder. Apenas lo mínimo para hacer los trámites de internación y algunos llamados de rigor… directo a cambiarse y a meterse a la sala de partos. Ese lugar, un pseudo-quirófano lleno de aparatos hostiles, empezó a poblarse de gente. A la presencia inclaudicable de Vanesa se le fue sumando primero la de dos enfermeras, María y otra cuyo nombre nunca conocimos, la del anestesista (Juan), dos neonatólogos y, más cerca de la hora, la de Omar, el obstetra encargado de sacar a Pedro. Con todos ellos más nosotros tres la cuenta asciende a unas 10 personas. Parecen muchas, pero me di cuenta de que cada una de ellas cumple una función clave. El más prescindible de todos los que estábamos ahí adentro era yo.
Para ponerle la peridural a Agus me echaron de la sala. Unos minutos y un par de quejidos más tarde volví a entrar para asistir al tramo final del parto, el más importante. Con la peridural el dolor se va. Así que sólo quedaba la parte de empujar, cosa que Agus, con la ayuda del equipo, hizo muy bien. ¡Y llegó Pedro! Hora de nacimiento: 12.22 del 23 de septiembre de 2010.
Si lo que estoy contando fuese una película, lo que viene ahora sería un giro dramático en la historia, un punto de quiebre que lleva la acción hacia otro lado. Es que a Pedro le costó respirar y hubo que llevárselo atrás para que le dieran oxígeno. Recién unos minutos después escuchamos los primeros llantos. Y cuando no lo traían de vuelta empezamos a preocuparnos. Aunque entre los que quedaron ahí no se veían gestos inquietos no había nadie que nos dijera “tranquilos, está todo bien, ya lo van a traer”. Un rato después el neonatólogo me llevó atrás y me contó que le estaban dando oxígeno porque no estaba aceptando bien el aire de Buenos Aires y que tenían que controlarlo durante tres horas para hacerle unos estudios y ver si sus pulmones se adaptaban bien al ambiente.
Fueron las tres horas más difíciles de estos últimos meses, sin exagerar.
Sin habitación disponible, sin más novedades y sin Pedro quedamos solos en la sala de parto. Apenas con María, la enfermera, que mientras le cambiaba los apósitos a Agus nos preguntaba si seguíamos alguna novela. “Acá éramos fanáticos de la ‘isla de Lost’”, confesó ante nuestra sorpresa. “Yo me bajaba los capítulos por Internet, los grababa en DVD y los veía durante la semana. ¡Qué malo que fue el final!”, se quejó. Nosotros la escuchamos y le sonreímos, pero no tuvimos muchas fuerzas para seguirle la corriente y contarle que nosotros también éramos fanas de Jack, Kate, Sawyer y el resto de los Losties.
Por fin a las dos horas el panorama se esclareció y todo empezó a estar más que bien. “Pedro está mejor, está respirando bien y quejándose menos; le vamos a hacer unos estudios de laboratorio y si está bien más tarde lo vamos a mandar con ustedes”. Las palabras del neonatólogo trajeron un alivio de ocasión. Apareció una habitación, la 317, y más buenas nuevas: ¡los estudios habían dado bien y nos lo iban a llevar para allá!
Para las 4 de la tarde aproximadamente por fin pudimos tener a Pedro con nosotros. A partir de ahí todo fue disfrutar, aprender y conocer a ese pequeño ser que nos está cambiando la vida, que pesó al nacer 3,555 kg y midió 50 cm.
La 317 se convirtió en un centro de peregrinación de gente: enfermeras, nurses, neonatólogos, pediatras, obstetras, puericultoras, camareras, mucamas, empleados de OSDE, de J&J y hasta de una fotógrafa que le sacaba fotos para poner en la Web. Nunca me imaginé que tendríamos que tratar con tantos gremios a la vez durante nuestra estadía en el Diagnóstico. Llegaron también las visitas (abuelos, tíos, bisabuelos, amigos) para completar el combo. Pensándolo bien, recién ahora que volvimos a casa podemos estar tranquilos los tres.
Pedro es cachetón, cabezón, tiene manos grandes y poco pelo. ¡Es el bebe más lindo del mundo!
Repetí esa frase unas 10 o 12 veces cada vez que me preguntaron cómo es.
Ahora nos tomaremos unos días para dedicarnos a pleno a nuestro rol de padres así que por mi parte queda anunciar que muy probablemente la actividad blogeril sufra una merma durante este tiempo.
Aprovecharé para aprender todo lo que haga falta y descubrir los mitos y verdades de la paternidad. Por ejemplo, a pesar de lo que me habían advertido, cambiar pañales no cuesta tanto y es casi tan fácil como cambiar las pilas de un control remoto.
A todos los que nos ayudaron y acompañaron durante este proceso tenemos que agradecerles profundamente. Quedan pocas palabras para describir lo increíble que es el ahora y a la vez lo inquietante que resulta pensar en el después.
Me voy a disfrutar. Chau.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Vamos Badolato


Badolato Pizza & Café es un bar-restaurant que está en la cuadra de casa. Ocupó un local deshabitado por mucho tiempo en donde funcionaba una fábrica de pastas. Con mucho entusiasmo y después de un período de remodelaciones abrió sus puertas al gran público hace dos meses, durante el Mundial.
Desde entonces pasamos todos los días y vemos –no sin cierta preocupación- que la masa parece no acompañar demasiado al proyecto Badolato. De las 15 mesas que tiene el espacio cuanto mucho vimos apenas tres ocupadas en simultáneo cada vez que pasamos caminando por el lugar (y fueron muchas veces). Una postal que ningún dueño quiere ver es la de las mozas acodadas en la barra esperando la llegada de algún cliente para atender. Y eso en Badolato sucede a menudo.
No tenemos ningún vínculo comercial con el bar pero queremos que a Badolato le vaya bien. Por eso, es mi intención desde acá convocar a todos los tomadores de café de la ciudad y oficinistas que salen a almorzar por la zona Recoleta-facultades-sanatorios que apunten sus antenas hacia Azcuénaga al 1000 (a pasitos de la avenida Santa Fe).
Badolato tiene buenos precios. Por ejemplo, 3 empanadas y una gaseosa de 600 cuestan nada más que 13 pesos; café con leche + 3 medialunas: 11 pesos.
Y el ambiente es muy agradable. Yo se los recomiendo. ¡Vayan a Badolato y hagan feliz a quien corresponda!

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Pos(t)-centenario



unmigone celebra hoy (en tercera persona) su entrada número 100. No puedo resistirme a soltar una frase muy grafiteada durante estos días así que acá va con algunas ligeras modificaciones: ¡No festejen chimpancés! hay unmigone para rato.
Allá por el verano cuando empecé a teclear tímidamente y sin mucha confianza lo que más dudas me generaba era saber si después de unos meses iba a seguir teniendo energías (ganas) para seguir manteniendo y actualizando periódicamente este espacio. Pasó medio año y acá estamos, vamos por el 100 y seguimos contando.
Algunas de las sensaciones que este blog me permitió compartir en el transcurso de estos meses: Amar al invierno y despedir a Lost; analizar el Mundial (parece como si pasaron tres años, apenas fueron dos meses desde que España levantó la copa); aprender sobre el origen del pebete; presentar a Pedro; admirar al Pulpo Paul y a Palermo, entre otros; mostrar rompecabezas; conocer a la nueva hora oficial; combatir hormigas, inodoros e insomnios; hablar sobre música, naranjas y Nesquik; cuestionar al alfajor de arroz, a los taxistas y criticar a la nueva Tita; reconciliarme con las Bay Biscuit e investigar sobre el café con leche con medialunas y los teléfonos públicos; exorcizar un grillo; y polemizar sobre el himno y el hockey femenino;
Algunos cambios en el diseño para celebrar el centenario son el producto de un intento de dar un salto de calidad mínimo. El más notable es el diseño profesional del encabezado. La imagen conceptual y el diseño son cortesía de MM. Unas ventanitas (gadgets) más, nuevas secciones que se vendrán y alguna otra cosita completan las novedades.
Un agradecimiento a todos los visitantes, a los comentaristas, a los conocidos y anónimos y así diría entonces que no queda mucho más para añadir.
¡Gracias de nuevo por pasar periódicamente, sigan anotándose para recibir las novedades y hasta los próximos 100!

(Puse una foto políticamente correcta arriba, acá va una mucho mejor que no me animé a usar para arrancar):


domingo, 12 de septiembre de 2010

Adicional limón en La Querencia

"Muy trucho lo del limón", le dije a la moza mientras se iba caminando con el billete de 100 pesos a bordo de sus bombachas de campo que calzan por encima de la cintura. Volvió sobre sus pasos, ofendida tal vez. Le sonreí. Intnentó balbucear alguna explicación a la cual no le presté mucha atención y dijo que le comentaría el tema a la encargada.
Flashback (35 minutos antes): más cerca de la hora del té que la del almuerzo llegamos a La Querencia dispuestos a no perder más el tiempo y llenar nuestros estómagos lo más rápido posible. El lugar estaba semivacío y las mozas, parecía, tenían más ganas de irse que de quedarse. En esos casos lo mejor es ir al grano; nada de empanadas de entrada ni audutorías a la carta. Todo debe funcionar como un reloj para no retrasar aún más la llegada de los alimentos. Mientras nos limpiaba la mesa ya pedimos las bebidas. Cuando trajo las bebidas ordenamos nuestras comidas. Nada de postre, la cuenta y chau.
El plan salió casi perfecto. "Casi" por culpa de la milanesa, podríamos decir. Es que con un sólo gajo para toda ese pedazo de ternera no alcanzaba. Como era al horno además, tiende a ser más seca. Así que Agus le pidió a la camarera si le podía traer más limón y me encargó a mí la misión de vigilar que la encomienda llegue lo más pronto posible. Dos minutos y medio después llegó un platito de café con cinco medios gajos del cítrico.
Ya dispuestos a pagar llegó la sorpresa; un ítem de las cuentas que hoy conocí por primera vez:
ADICIONAL LIMON (21.00) 1.00
La evidencia, a continuación:
La Querencia es un lugar que nos gusta elegir para comer. Tiene buenos platos y buenos precios, pero a veces se pasa de miserable. No acepta tarjetas y si uno llega a pedir una factura le señanalan a los cañoncitos de dulce de leche de la panadería de la otra cuadra. Con lo de hoy se anotaron un poroto en contra más.
Finalmente, cuando llegó el vuelto vino con sorpresa. "Hablé con la encargada...", dijo la chica y esbozó una excusa para "bonificarnos" el precio del limón. Sonreímos de nuevo, agradecimos de nuevo y dejamos la propina correspondiente. Dijimos chau y hasta la próxima, ¿habrá?.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Hola Twitter, ¿estás ahí?

Armé mi usuario de Twitter a principios de este año. ¿Cantidad de tweets hasta hace tres días?: 0. Nunca le encontré mucho la gracia a esta red social. Siempre me pareció más una vidriera para famosos (en el sentido amplio de la palabra: políticos, celebrities, deportistas, periodistas) que una herramienta para comunicarte con tu gente (Facebook, en ese sentido le saca una ventaja enorme al pajarito).
Este post habla de lo que pasa en España, pero confirma un poco mi percepción: “Fuera del ámbito tecnológico/friki/blogger o como queráis llamarlo, la verdad es que Twitter no lo usa nadie, o casi nadie”, dice el blogger que lo escribe.
Pero también dicen muchos (este tipo también) que hasta que uno no lo usa no entiende ni conoce su verdadero potencial adictivo: “Si intentas explicar a alguien qué es y para qué sirve el servicio probablemente te mire con incredulidad (…) Como casi todo lo bueno, el verdadero valor se descubre cuando empiezas a darle uso”.
El lunes pasado, después de una conversación más con twitteros encantados decidí darle una oportunidad a la t minúscula celeste . No tengo acceso a Internet desde mi celular con lo cual no puedo dejar mis impresiones callejeras (ese me parece que es verdadero valor de Twitter) así que tengo que tomarme el trabajo de ingresar en twitter.com para postear y ahí reconzco que la pereza me gana. Por eso, la experiencia en el mundo del microblogging hasta ahora fue más o menos. Cumplí hoy mis primeros 10 tweets y sigo contanto. El más complejo fue el primero: Busco comprender la complejidad de las relaciones humanas. Me resigno ante la confortable cotidianeidad;desisto ante la inalcanzable verdad. Intento encontrarle la vuelta a lo que se puede poner. Cuando se me ocurre una idea y me queda cómodo (o sea, tengo la computadora o notebook más o menos a mano) la pongo. Elegí seguir a todos los famosos con los que me fui cruzando allí. Desde CFK hasta Francis Mallmann. Y no sé si vale promocionar para que me sigan, pero si les gusta los invito a sumarse a mi docena de orgullosos followers.
Navego por el tope de 140 caracteres con cierta discreción. Me falta soltar la mano. Intentaré seguir buscándole la vuelta a lo que puedo poner. Fase experimental 1.
Puse una ventana en el costado de este blog para poder mostrar los twitts recientes. Si me quieren seguir o escribir, se puede hacerlo desde ahí o buscándome como @unmigone.
Nos vemos aquí o allí, si es que están.