viernes, 1 de octubre de 2010

Babies Go... Sucks! But He Loves 'Em

Cuando Pedro estaba todavía en la panza, por recomendación de amigos, le hacíamos escuchar música. Queríamos que rockeara así que le pusimos las canciones que escuchamos nosotros hasta que nos dijeron que la batería perturba a los bebes y que no era recomendable llenar sus venas intrauterinas de rock. Buscamos y encontramos algunos temas más tranquilos y se los hicimos conocer, pero no era lo mismo.
Nos resistimos en todo momento a meterle los Babies go....(nombre de la banda), esa música de ascensor soporífera que siempre detestamos. Era más por un gusto personal nuestro que por otra cosa. Supuestamente concebida para relajar, de tanto pianito y ruidito la experiencia para un adulto como nosotros parecía insufrible. Lejos de distendernos, al tercer tema dan ganas de salir a la calle a voltear parquímetros a lo rugbier.
Cuando nachef y Dai nos visitaron en el sanatorio nos trajeron de regalo el CD (todavía existen los CDs) de Babies go Beatles. Se lo agradecimos mucho, aunque por adentro -claro- dudamos si cambiarlo más adelante o incluso si convenía confesarle nuestra aversión hacia esa música instrumental.
De vuelta en casa, en un momento de preocupación por el poco sueño, decidimos darle una última oportunidad con las esperanzas de que a Pedro sí lo relaje. Los resultados fueron casi mágicos. ¡Al mini unmigone le encanta esa música! La escucha, la siente, la disfruta hasta que cae seducido en los brazos de Morfeo. Se le nota en la cara, si pudiera hablar lo diría.
Así que me voy corriendo a buscar más de estas versiones para ponerle mientras está en su cucha.
Gracias y perdón por dudar de ti Babies go...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ungui tengo mucha variedad de los baby goes donde laburo. Altamente recomendable el de Soda Stereo. Hay de Kiss, de led zeppelin, de bon jovi, de marley, etc etc.
Que la batería perturba a los bebes? pero Por favor!!!!!!!!!!!!!!!
Andy
pd: ya tengo regalo para Pedrito ja

Cholo dijo...

Tomy se duerme con los ramones (los originales!). De todas maneras le hicimos escuchar babies go beatles cuando estaba en la panza de Lu. Cuando nació mi sobrina Emilia le compré entre otras cosas un babies go oasis (a pesar de siempre parecerme un regalo muy obvio). En fin, es casi inevitable pasar por estos CDs. Nada de que avergonzarse.

Anónimo dijo...

Durante un lapso de un año conviví con una bebé que no era de mi autoría. Como en la casa se escuchaba bastante reggae, Babies Go Marley entró rápidamente en nuestras bateas. Soporífero hasta para el más fumón, pero con altos índices de efectividad. Así mismo, programas como Barney generan un efecto hipnótico en los niños. Lo que sea por la paz auditiva.
-MM-

Kioskerman dijo...

Cholo, me das vergüenza.
Cómo que Babies-Oasis?

No puedo creer que hayas estado en mi banda.